Última hora

El vino no puede ser azul

Unos jóvenes españoles crearon un fermento de uva azul que llamaron vino azul. Una sentencia judicial les prohíbe llamarlo vino. Aseguran haber vendido centenares de miles de botellas en todo el mundo.

Leyendo ahora:

El vino no puede ser azul

Tamaño de texto Aa Aa

Es una bebida hecha con uva tinta y blanca de varias regiones españolas, sabor dulzón y once grados y medio de alcohol.
La crearon cinco amigos, veinteañeros de Bilbao, sin ninguna experiencia vitivinícola. La empezaron comercializando como “vino azul”. Pero una sentencia judicial les ha prohibido llamar vino a su Gik.

“Lo que hacemos es mezclar diferentes tipos de uva y luego extraemos un pigmento de la piel de la uva roja que se llama antocianina”, explica uno de los productores. “De ahí viene el color azul. Por lo que es cien por cien uva”.


Este color tan original no se encuentra entre las 17 categorías de vino recogidas por las leyes de la Union Europea. La Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas asegura que no se trata de un vino tradicional por lo que no puede ser considerado como tal.

Hay que dejar claro lo que es una cosa y lo que es otra. Y al consumidor no tratar de engañarle, sino decirle claramente lo que va a estar consumiendo”.

Sus fundadores aseguran haber vendido ya unas 400.000 botellas a 25 países. Siguen luchando para que su criatura deje de ser discriminada por su color.