Última hora

Última hora

Asesinato de la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia: una investigación con demasiadas pistas

Leyendo ahora:

Asesinato de la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia: una investigación con demasiadas pistas

Tamaño de texto Aa Aa

La periodista asesinada tenía muchos enemigos debido a sus escritos críticos con personalidades de la política, el mundo empresarial —tanto locales como extranjeras— y por sus denuncias sobre la corrupción.

La investigación policial sobre el asesinato de Daphne Caruana Galizia tiene visos de convertirse en una de las más complejas en la historia de laisla. Aunque solo sea por el abultado número de enemigos que la periodista había cosechado debido a su trabajo.

Caruana Galizia, madre de tres hijos murió el lunes cuando se detonó una bomba instalada cerca de su coche, que estaba aparcado junto a su domicilio de Bidnija, Malta. Tenía 53 años.

La periodista asesinada, bautizada por el diario electrónico “Político” como una “Wikileaks unipersonal” era una figura polémica, y resultaba molesta a muchos representantes de todo el espectro político. Políticos locales, empresarios extranjeros y malteses, habían sido objetivo de su afilada pluma.

También tenía numerosos admiradores, en Malta y en el extranjero. La noche de su asesinato miles de personas celebraron una vigilia de condena y las condolencias continúan inundando las redes sociales.

En sus cerca de 20 años de periodismo desveló casos de corrupción política y actividades mafiosas, denunció bancos que presuntamente facilitaban el lavado de dinero y las relaciones de la floreciente industria maltesa de las apuestas online con la Mafia.

En los últimos dos años Caruana Galizia se había dedicado principalmente a desmenuzar los “Panama Papers”, los 11,5 millones de documentos de la base de datos interna de la firma Mossack Fonseca, que reveló lazos con políticos del Gobierno Maltés, especialmente con el ministro Konrad Mizzi.

Sus últimas acusaciones de que la esposa del primer ministro Joseph Muscat era dueña de una empresa afincada en Panamá que había recibido importantes pagos de cuentas en Azerbaiyán provocaron la convocatoria de unas elecciones generales anticipadas que Muscat ganó con un margen significativo.

Tanto Muscat como su mujer niegan las acusaciones de Caruana.

Aunque la mayoría de sus investigaciones iban dirigidas a las prácticas presuntamente corruptas de Partido Laborista de Malta, Caruana Galizia no dudó en informar sobre escándalos que implicaban al flamante lider del opositor Partido Nacionalista Adrian Delia en los últimos meses.

En el último recuento el Tribunal Online de Malta tenía registrados 42 casos por difamación contra Caruana Galizia. Los últimos fueron una serie de denuncias de Delia, a quien la periodista relacionaba con una red de proxenetismo en el Soho londinense.

Según las investigaciones Delia los ingresos de varios prostíbulos del exclusivo barrio de Londres se ingresaron en una cuenta bancaria ‘offshore’ a su nombre. Delia insiste en que solo gestionaba el dinero de uno de sus clientes —propietario del inmueble pero no involucrado en la red de proxenetismo— y que dejó esta actividad cuando conoció la proveniencia del dinero.

El ministro de Turismo Konrad Mizzi, su exmujer y su consejero en comunicación acusaron de difamación a Caruana Galizia por un artículo publicado en su blog en 2014. Otra denuncia de Mizzi debía pasar ante el juez dentro de tres semanas.

Hace algo más de un año Caruana Galizia había sido condenada a pagar altas sumas por casos de difamación interpuestos por el ministro de Economía Chris Cardona y un socio por una historia que publicó sobre su comportamiento durante una visita oficial a Alemania.

Una campaña colaborativa consiguió reunir los fondos necesarios para pagar las multas sin arruinar a la periodista.

En junio del año pasado, Alfred Mifsud, vicegobernador del Banco Central de Malta, denunció a Caruana por una pieza en la que se le acusaba de haber recibido pagos por actuar como lobista de una manufacturera de tabaco.

El hotelero y empresario Silvio Debono tiene no menos de 19 denuncias pendientes contra la periodista.

El exdiputado del PN Jeffrey Pullicino Orlando también había sido objetivo frecuente del blog Running Commentary y también tiene un caso pendiente contra su autora, por comentarios publicados bajo un artículo por un visitante del blog.

La policía tendrá que identificar qué aspectos de su trabajo podrían estar ligados a su asesinato.

Uno de los aspectos más inquietantes de su muerte fue el meticuloso plan que llevó a su asesinato.

Daphne estaba acostumbrada a recibir amenazas de muerte y había adquirido hábitos para asegurar su seguridad. Su casa de Bidnija, bastante apartada de la “civilización” también estaba equipada con dispositivos de seguridad. Se le había propuesto una escolta policial en varias ocasiones.

Todavía ni siquiera está claro cómo tuvo lugar el atentado y cómo se activó la bomba que hizo saltar por los aires literalmente su coche de alquiler.

Sus asesinos observaron sus movimientos durante el tiempo suficiente para hacer una emboscada o poner una bomba en un coche que no era el que utilizaba habitualmente y también eligieron un día en el que la magistrada Consuelo Scerri Herrera, uno de los objetivos de sus escritos, estaba de guardia como jueza de instrucción.

Cualquiera que sean las motivaciones de los asesinos, los medios, el sistema judicial y el Gobierno están en el centro de la polémica una vez más.

Su muerte también aumentará el “efecto ejemplar” que se mencionaba a menudo en sus juicios por difamación.

Es demasiado pronto para abarcar las implicaciones que tendrá el asesinato de Daphne Caruana Galizia pero algo es seguro: se abre un nuevo capítulo en la historia del periodismo maltés y el resultado es impredecible.

Matthew Agius desde Malta para euronews