Última hora

Última hora

Van Snick, protagonista en Abu Dabi

Los yudocas brindaron una emocionante jornada inaugural

Leyendo ahora:

Van Snick, protagonista en Abu Dabi

Tamaño de texto Aa Aa

El comienzo del Grand Slam de Judo de Abu Dabi nos dibujó a Charline Van Snick como la heroína de la jornada. La belga derrotó a la brasileña Erika Miranda y obtuvo así su primera medalla de oro en un Grand Slam.

La final en la categoría de menos de 52 kilogramos estuvo presidida por la emoción. Después de ir por delante por un waza ari, y con Van Snick en una posición aparentemente inocua a su espalda, Miranda vio como su oponente se rehizo obligándola finalmente a rendirse. Fue un resultado con el que reinvindicó su decisión de pasar al peso más pesado después de los Juegos Olímpicos de Río del año pasado.

“Me siento muy contenta, fue un día increíble para mí. Todo salió muy bien hoy. Me di cuenta que tenía habilidades para esta categoría y el resultado ha llegado muy rápido”.

La medalla de bronce fue a parar a la rumana Florian, quien se impuso a la estadounidense Angélica Delgado por ippon con un fantástico uchi mata.

Personalidades en las gradas

Al evento asistió su alteza el jeque Nahyan Bin Mubarak Al Nahyan, Ministro de Cultura y Desarrollo del Conocimiento de los Emiratos Árabes Unidos. Junto a él, el presidente de la Federación Internacional de Judo, Marius Vizer, quien vio y otorgó la medalla de oro a Irina Dolgova. La rusa derrotó a Milica Nikolic.

Sharafuddin Lutfillaev, de Uzbekistán, fue una de las figuras destacadas en la categoría de -60kg, logrando el bronce contra el kazajo Kyrgyzbayev con un espectacular uchi mata ippon. El uzbeco lanzó a su oponente por el aire y lo dispuso sobre su espalda en la que fue la definición exacta de lo que es un ippon.

En la final fue el campeón de Europa Robert Mshvidobadze quien se llevó el gato al agua, logrando también en su caso la primera medalla de oro en un grande. Venció al brasileño Felipe Kitadai en la muerte súbita.

Imperial Flicker

Subimos 6 kilos para contarles el triunfo del medallista de bronce mundial, el israelí Tal Flicker. Derrotó a su rival Nijat Shikhalizada, de Azerbaiyán ,agarrándolo del hombro.
Es el tercer oro del año para Flicker, un año que no olvidará nunca ya que se ha convertido en el nuevo número 1 del mundo.

La campeona olímpica Rafaela Silva, de Brasil, se enfrentó a la mongola Sumiya Dorjsuren en la final por debajo de los 57kg. Fue en una revancha ansiosamente anticipada de la final olímpica. Dorjsuren revirtió el resultado de Río con un waza ari en el puntaje de oro. La número uno del mundo agregó otra medalla de oro a su colección y reforzó su dominio como la actual reina de la categoría.

El movimiento del día lo protagonizó Kyrgyzbayev, quien lanzó al hongkonés Lai con un fenomenal ejemplo de Ura Nage, el contraataque más devastador de Judo.