Última hora

Última hora

El terrorismo y la corrupción a debate, en el Foro Crans Montana, en Bruselas

Las voces se elevan en el foro de Crans Montana, en Bruselas para una mayor participación de la sociedad civil en la lucha contra el terrorismo

Leyendo ahora:

El terrorismo y la corrupción a debate, en el Foro Crans Montana, en Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

La amenaza terrorista es global, constante e impredecible y es necesario adaptarse a una nueva forma de vida. Este es el tema de la Conferencia sobre Seguridad Global del Foro Crans Montana, en Bruselas. Para los organizadores, este desafío requiere nuevas políticas a nivel de: la gestión de crisis; la lucha contra la corrupción; la inmigración y los derechos humanos”.

allviews Created with Sketch. Punto de vista

"Hay dos formas de frenar y de actuar contra el terrorismo. La primera es deteniendo al terrorista asegurándonos de que no cometa el ataque .Y la segunda - que es la única forma de lograrlo - es crear una sociedad más inclusiva no solo aquí en Europa, sino también en el resto del mundo."

Serge Stroobants Analista

La cita en la capital belga tuvo lugar el 26 de octubre, una semana después de que la Comisión Europea presentara un paquete de medidas para mejorar la defensa de los europeos frente a los ataques terroristas.

Los principales objetivos son: la protección de zonas públicas y el reforzamiento de la cooperación con terceros países. Francia es uno de los más expuestos y según Georges Fenech, antiguo magistrado, el paquete de medidas es un primer paso, pero hay otras que deberían tomarse rapidamente. “Espero que la UE adopte la propuesta del presidente francés para crear una academia europea de inteligencia y que valore la creación de una fiscalía europea especializada en terrorismo. El próximo mes de enero vamos a celebrar en Francia una gran conferencia internacional sobre la financiación del terrorismo. Vamos a tener que poner en marcha las estructuras necesarias para investigar cómo se mueve el blanqueo de dinero con el que se financia”, avanza.

Prevenir la radicalización es prioritario si se tienen en cuenta los medios considerables empleados por Daesh y otros grupos para producir propaganda en línea y enrolar a los jóvenes. Las personas que no se sienten víctimas son menos propensas a esa presión .

Según Serge Stroobants, analista y experto en diplomacia preventiva y gestión de conflictos en Economics and Peace “hay dos formas de frenar y de actuar contra el terrorismo. La primera es deteniendo al terrorista asegurándonos de que no cometa el ataque o impidiendo que apriete el botón .Y la segunda – que es la única forma de lograrlo – es crear una sociedad más inclusiva no solo aquí en Europa, sino también en el resto del mundo, asegurándonos de que hay más equidad e igualdad en el mismo”.

La participación de la sociedad civil se considera un elemento importante para fomentar la interculturalidad y mejorar el diálogo en la búsqueda de soluciones.

Farida Allaghi, activista política y de derechos humanos libia afirma que “ya es hora de que alguien pare y reflexione sobre lo que hemos hecho mal, que se intercambie información, que se repete a la gente y se introduzcan nuevos interlocutores. Pienso en la juventud, ahora estoy trabajando muy estrechamente con ellos y con las mujeres en Libia”.

Para muchos de estos expertos la solución en la lucha contra el terrorismo no consiste en convertir a Europa en una fortaleza y cerrar las fronteras. Hay que pensar en otras políticas sobre inmigración. Se espera que de aquí a 2050 otros 200 millones de personas huyan por hambre, por guerras o por el cambio climático a otros países.

Mussie Zerai, Presidente de la Agencia Habeshia Cooperación para el Desarrollo pone el dedo en la llaga cuando afirma que “Europa está experimentando una crisis de ciertos valores: la humanidad, la solidaridad y el respeto de los derechos humanos. Lo que debemos preguntarnos hoy es si Europa puede seguir considerándose una democracia, dado que tolera la violación sistemática de los derechos humanos en países vecinos.”

Una de las sesiones del foro estuvo dedicada a la corrupción. Incluso en aquellos países como Camerún en donde se establacen organismos anti corrupción cuesta muchísimo instaurar una cultura de la transparecia y la responsabilidad.

Simón Bolívar Njami Nwandi, miembro de la comisión nacional anticorrupción de Camerún comenta que “la existencia misma de nuestra comisión provoca un gran entusiasmo de la población ante esta plaga que nos gangrena. Desgraciadamente no tenemos el poder de concluir nuestras investigaciones y las acciones pertinentes porque han bloqueado todas nuestras propuestas antes de que podamos llevarlas a cabo.”

Muchas de las propuestas y sugerencias que se han tratado en este foro, serán debatidas de nuevo en la cumbre UE- África que tendrá en lugar los 28 y 29 de noviembre en costa de Marfil en el que se hablará de juventud, inmigración, seguridad y desarrollo sostenible.