Última hora

Última hora

Bruselas, capital de la República catalana, según Puigdemont

Leyendo ahora:

Bruselas, capital de la República catalana, según Puigdemont

Bruselas, capital de la República catalana, según Puigdemont
Tamaño de texto Aa Aa

Carles Puigdemont ha enviado hoy una carta al periódico catalán El Punt Avui en la que anuncia la consolidación de Bruselas como sede “estable” del Gobierno catalán en el exilio:

“Desde Bruselas, con el apoyo de una estructura estable que ponemos en marcha hoy para coordinar las acciones del gobierno, vamos a exigir este compromiso cada día y en cada ocasión a la comunidad internacional, denunciando la politización de la justicia española, su falta de imparcialidad, su voluntad de perseguir las ideas y reafirmando la firme apuesta del pueblo catalán por el derecho a la autodeterminación, por el diálogo y por una solución acordada.”


El ‘expresident’ ha dicho que el tiempo que los miembros de su gabinete pasarán” entre rejas españolas o en el exilio no será en vano”, sino que lo dedicarán a la denuncia de “la decadencia democrática del Estado español” y de “los abusos que la Unión Europea ha tolerado”. Además ha avanzado la hoja de ruta para las próximas semanas: “toca ahuyentar democráticamente de nuestras instituciones a quienes las han querido hacer suyas con un golpe de Estado”.

“Lo diremos tantas veces como haga falta en todo el mundo: somos un gobierno legítimo y tenemos un Parlamento legítimo”, afirma en la misiva, que ha titulado “Carta desde Bélgica”.

Además el pasado martes se presentó una nueva cuenta de Twitter que se define como la cuenta oficial de la “oficina del Gobierno legítimo de Cataluña”.


La presencia del presidente cesado del gobieno catalán y cuatro de sus consejeros ha abierto una crisis en Bélgica, pese a que el jefe del Ejecutivo la intentara minimizar. “El señor Puigdemont es un ciudadano que debe responder de sus actos como cualquier otro ciudadano europeo, con derechos y obligaciones”, dijo ayer el primer ministro Charles Michel durante el debate celebrado en el parlamento federal de Bélgica sobre las reverberaciones internas de la crisis catalana en el país.

“Un gobernante no puede inventar una legalidad paralela, que es lo que hemos visto en los últimos tiempos”, respondió el presidente de España, Mariano Rajoy, por su parte, a las preguntas de los diputados sobre la aplicación del Artículo 155 en Cataluña, que conllevó la cesión de todos los miembros del Ejecutivo liderado por Puigdemont.