Última hora

Última hora

Independentismo y cava catalán

Leyendo ahora:

Independentismo y cava catalán

Tamaño de texto Aa Aa

Octubre fue un mal mes para Freixenet, una de las marcas emblemáticas del cava catalán. La empresa espera recuperar durante la campaña de Navidad gracias a la demanda externa, ya que el 80% de su negocio está fuera de España. Pero su presidente, José Luis Bonet, denuncia que la aventura secesionista está haciendo mucho daño a la economía catalana.

Por el momento ha optado por mantener la sede de Freixenet en Cataluña, pero no descarta marcharse en función del resultado de las elecciones. “En este momento el artículo 155 ha devuelto el orden constitucional, y es de esperar que esta situación se confirme en las elecciones del 21 de diciembre. Si no, el último que apague la luz”, dice Bonet.

El presidente del grupo Freixent instó al presidente cesado Carles Puigdemont a dejar de dañar a Cataluña y refiriéndose a él afirmó que “lo último que tiene que hacer un político es el ridículo”.


Más de 2.700 empresas han abandona Cataluña desde el referendum independentista del pasado uno de octubre. Y aunque el ritmo de la fuga de empresas tiende a bajar, no será fácil hacerlas regresar.

La crisis también ha afectado al consumo: las ventas en Cataluña cayeron casi un 4% en octubre respecto al mismo mes del año anterior.