Última hora

Última hora

La carrera para construir la plataforma de lanzamiento de cohetes Ariane 6

Leyendo ahora:

La carrera para construir la plataforma de lanzamiento de cohetes Ariane 6

La carrera para construir la plataforma de lanzamiento de cohetes Ariane 6
Tamaño de texto Aa Aa

El Puerto Espacial Europeo en la Guyana francesa, está en plena efervescencia. Estamos en medio de una gigantesca obra. Aquí se sitúa la nueva plataforma de lanzamiento de Ariane 6, cuyo despegue está previsto en julio de 2020. Intentamos averigurar qué se necesita para mantenerse a la vanguardia en el negocio del espacio.

Amanece en Guyana y los ingenieros europeos se afanan en la construcción del terminal de lanzamiento de Ariane 6. Esta gigantesca obra tiene un único objetivo: lanzar cohetes al espacio por un coste, dos veces inferior al de Ariane 5. Para lograrlo se necesita un montón de hormigón, de acero y de mano de obra.

En enero llega a Guyana la plataforma de lanzamiento. Es un elemento enorme, que va a pesar más de 500 toneladas. Tendremos que ensamblar todo esto aquí en la zona de preparación y luego empujar el conjunto por encima del hoyo

Didier Coulon director de programación

Frédéric Munoz, es el responsable de ELA4. “Estamos en el punto de tiro de Ariane 6. Detrás de mi se está construyendo la infraestructura. Así que actualmente hay cerca de 500 personas trabajando en esta obra de ingenieria civil, es decir colocando el hormigón que va a permitir el lanzamiento del cohete Ariane 6”, comenta.

Todo el mundo se activa para lograr un exitoso primer lanzamiento en Julio de 2020. Para conseguirlo los equipos trabajan en turnos de 6 de la mañana a 10 de la noche, constuyendo el edificio de ensamblaje de la lanzadera. Ahora trabajan en las estructuras centrales de la plataforma y en la trinchera de la llama. Frédéric Munos, responsable de la sede dice que “cuando la nave despega las llamas de los motores impactan contra un deflector de chorro, en el fondo de este hoyo. Es una barrera, un túnel enorme. La estructura de hormigón tiene 200 metros de largo, 20 de ancho y 20 de altura, y las llamas y el gas líquido van a escaparse a través de éste túnel.”

Todo ha sido concebido para ser competitivos con respecto a la tecnología estadounidense. Se trata de ahorrar tiempo y dinero, para lo cual se ha optado por un gran cambio: el ensamblaje de Ariane 6 será horizontal y no vertical. Didier Coulon es director de programación: “El ensamblaje de la nave horizontalmente nos permitirá trabajar en edificios de dimensiones mucho menores, así que en términos de aire acondicionado, el coste de explotación disminuirá. Y una vez que hayamos ensamblado la nave, la colocaremos en un transportador y la enviaremos a la zona de lanzamiento. Ahí se erigirá verticalmente. Vamos a acercarla al aumentador de presión. En ese momento realizaremos un control global del lanzador, y después tendremos perimiso para llevar la parte superior con el satélite. Por último retiraremos el gran pórtico móvil de 90 metros de altura, y podremos proceder al lanzamiento.”

Hace 50 años que se realizan lanzamientos de naves espaciales desde la Guyana francesa, situada en el ecuador de la tierra, al lado del océano… una zona ideal que Europa utiliza como su portal hacia el espacio. Pero el negocio se está complicando con nuevos competidores como la empresa privada estadounidense Space X, respaldada por la NASA.

Según Didier Faivre, Jefe del centro espacial de Guyana, “Space X llega y se beneficia de una concepción más moderna, puede ofrecer precios más atractivos. Por eso estamos construyendo Ariane 6, para reducir costes. La fiabilidad de Ariane 5 es perfecta. Soyuz y Vega no han fracasado nunca después de los vuelos inaugurales. La disponibilidad es buena: lanzamos entre 11 y 12 veces al año, y nos atenemos al “planning”. Pero tenemos que reducir costes. La concepción de Ariane 6 es más moderna, más modular, lo cual reducirá el coste y quizás nuestra propuesta será mejor que la que realizá a sus clientes Space X.”

Ariane 6 espera responder a la demanda de distinas maneras. Primero: el piso superior de la nave puede ser reencendido, colocando varios satélites en diferentes órbitas. Segundo: la nave presenta dos versiones distintas.
Bruno Bernard, director de Arianespace dice que la “ventaja de Ariane 6 es que hay dos versiones la 62 y la 64. En la 62 hay dos amplificadores y la 64, cuatro. Con 4, tenemos el máximo rendimiento. Podremos colocar dos satélites en una órbita geoestacionaria o un satélite extremadamente pesado. Ariane 62, tiene menos potencia, por lo tanto un coste menor, pero también nos permitirá colocar un satélite en una órbita muy específica.”

El proyecto está en pleno auge. La nueva lanzadera utiliza algunos de los componentes de Vega y Ariane 5 existentes, como el cohete Vulcan.

.

Un nuevo elemento clave es el cohete acelerador P120, que se encuentra actualmente en fase de prueba. Massimo Epifani, responsable de Regulus y Europropulsión explica que han fabricado propergol (que genera gases de alta presión, ndrl). En este momento nos estamos preparando en este edificio para realizar controles, muy detallados con una instalación radiográfica muy potente. Vamos a asegurarnos de que la masa y el interior del acelerador son conformes con todas las especificaciones.”

Volvemos a la zona de ensamblaje. La presión es alta. Están llegando nuevos elementos para la plataforma de lanzamiento, y tienen que ser instalados. Didier Coulon, director de programación comenta que “en enero llega a Guyana la plataforma de lanzamiento. Es un elemento enorme, que va a pesar más de 500 toneladas. Tendremos que ensamblar todo esto aquí en la zona de preparación y luego empujar el conjunto por encima del hoyo.”

A la par que en Guyana se realizan estas obras de infraestructura, en Europa continental van a producirse las naves, en los próximos doce meses. El director de transporte espacial de la ESA, Daniel Neuenschwander dice que su “objetivo es comenzar la primera fase de producción el próximo año, en primavera. La industria está lista, van a toda velocidad. Comenzaremos a producir Ariane 6 a partir del próximo año en adelante.”

Una vez que termine la primera face, Ariane 6 estará lista para preparse al lanzamiento en 9 días, muchos menos que los 30 que necesitaba su predecesora Ariane 5.

Más de space