Última hora

Última hora

El tren descarrilado en EEUU iba mucho más rápido de lo permitido

Leyendo ahora:

El tren descarrilado en EEUU iba mucho más rápido de lo permitido

Tamaño de texto Aa Aa

Vagones retorcidos y colgando sobre la autopista, donde se ven varios coches y dos camiones afectados. La imagen muestra el trágido final del viaje inaugural del tren entre Seattle y Portland, en el noroeste de Estados Unidos, que acabó con al menos 3 muertos y un centenar de heridos. Según las autoridades, el tren circulaba a 128,7 kilómetros por hora en una zona donde debía ir a 48,2 kilómetros por hora.

Eran las 7:40 de la mañana, hora local, cuando los pasajeros del tren 501 dicen que oyeron un sonido "chirriante" y sintieron como si estuvieran bajando una colina antes del impacto. Los medios locales han difundido la comunicación por radio del maquinista tras el accidente.

"Eh chicos, ¿qué pasó?", les preguntan por radio.

"Llegamos a la curva antes del puente sobre la I5, al norte de Nisqually, y nos hemos ido a tierra", explicó el maquinista.

"¿Están todos bien?".

"Lo estoy averiguando. Hay vagones por todos lados y abajo en la autopista", responde.

Al menos 70 personas fueron conducidas a hospitales, algunas en estado muy grave.

El fabricante español de trenes Talgo ha confirmado que los vagones eran de su compañía, pero no las dos locomotoras. El tren recorría por primera vez esta vía, renovada para aumentar las frecuencias y la velocidad.

A través de un tuit, Donald Trump ha pedido un plan nacional para modernizar las infraestruras.

"El accidente de tren ocurrido en DuPont, Washington, muestra más que nunca por qué vamos a presentar pronto un plan de infraestructuras que debe ser aprobado rápidamente. ¡Siete billones de dólares gastados en Oriente Medio mientras nuestras carreteras, puentes, túneles, vías férreas (y más) se desmoronan! ¡No por mucho más!", dice el presidente estadounidense en su tuit.

La renovación de las infraestruturas estadounidenses es una promesa de campaña de Trump. Este accidente ha traido a la memoria de los estadounidenses otros como el que el 12 de mayo de 2015 dejó 8 muertos y más de 200 heridos en un tren de alta velocidad entre Washington y Nueva York.