Última hora

Última hora

El fantasma de la guerra fría vuela a lomos de los misiles Iskander en Kaliningrado

Leyendo ahora:

El fantasma de la guerra fría vuela a lomos de los misiles Iskander en Kaliningrado

El fantasma de la guerra fría vuela a lomos de los misiles Iskander en Kaliningrado
Tamaño de texto Aa Aa

El fantasma de la guerra fría galopa en el norte y el centro de Europa tras el despliegue de los temidos misiles Iskander en el enclave ruso de Kaliningrado, que está situado entre Polonia y Lituania. Moscú defiende que está en su derecho de hacer lo que quiera en territorio ruso y recuerda que Rusia no amenaza a nadie. La OTAN no lo ve tan claro:

"El Iskander puede desplegar ojivas nucleares y convencionales. Ese tipo de capacidad dual tiene un impacto potencial real para la estabilidad. Por lo tanto, es muy muy importante para "la previsibilidad, la estabilidad y la seguridad de todos que los rusos sean muy claros y transparentes sobre lo que hacen con ese sistema".

Fueron las autoridades lituanas las que dieron la voz de alarma el pasado lunes. La presidenta del país, Dalia Grybauskaite, afirma que la amenaza no se cierne solo a al norte del continente:

"La situación se ha vuelto a agravar porque el despliegue de los Iskanders en Kaliningrado significa peligro para la mitad de las capitales europeas", ha advertido Grybauskaite.

Frente a las críticas, el Kremlin recuerda que la OTAN lleva años reforzando su presencia militar cerca de las fronteras rusas. Los misiles Iskander tienen un alcance de hasta 500 kilómetros, lo que rozaría la distancia que separa a Kaliningrado de ciudades como Berlín o Estocolmo.