Última hora

Última hora

El Observatorio de Paranal buscará vida extraterrestre

Leyendo ahora:

El Observatorio de Paranal buscará vida extraterrestre

El Observatorio de Paranal buscará vida extraterrestre
Tamaño de texto Aa Aa

La Tierra tiene nuevos ojos para buscar en el universo otros planetas habitables y, tal vez, vida extraterrestre. Y, como no, esos ojos se abrirán al espacio desde el Observatorio de Paranal, en el desierto de Atacama, donde se encuentran los telescopios más potentes del mundo. 

Esa nueva mirada será posible gracias a un instrumento, un espectrógrafo llamado Espresso, que será capaz de detectar las características de los exoplanetas con una inigualable precisión. Cuando entre en funcionamiento, potenciará la la capacidad de los cuatro supertelecospios VLC del cerro chileno.

"El objetivo de esta investigación es de ubicar planetas alrededor de estrellas similares a nuestro sol y planetas similares a nuestra Tierra donde puede ser que un día vamos a descubrir la presencia de vida fuera de nuestro planeta", explica el científico Gaspare lo Curto, del Observatorio Europeo Astral.

Gaspare Lo Curto muestra el espectrógrafo Espresso

Espresso recogerá toda la luz que reciben los cuatro telescopios de estrellas orbitadas por exoplanetas. El espectrógrafo permitirá medir la masa, la órbita, la densidad y el tamaño del planeta y saber si tiene una atmósfera y si cuenta con oxígeno, nitrógeno, dióxido de carbono o agua, elementos esenciales para la vida.

"Ayuda a responder una de las preguntas más importantes que tenemos que es la búsqueda de vida en el universo, ¿qué tipos de planetas existen allá afuera?, ¿hay planetas como la Tierra?. Son tantas preguntas fundamentales para la astronomía, pero también para el conocimiento de la humanidad", afirma el astrónomo chileno rodrigo Herrera Camus, del Instituto Max Planck de Alemania.

De este modo, desde Paranal, a 2600 metros de altitud, el sistema de telescopios más potente del mundo logrará mirar aún mejor y analizar los datos que lleguen de planetas situados hasta a 10.000 millones de años luz.