Última hora

Última hora

Vidas rotas, familias destrozadas

Leyendo ahora:

Vidas rotas, familias destrozadas

Vidas rotas, familias destrozadas
Tamaño de texto Aa Aa

Rota por el dolor, la hija de una de las 71 víctimas del accidente aéreo en Moscú, cuenta cómo mantuvo la esperanza hasta el último momento.

Yekaterina Zakladnaya tiene 20 años. Es la mayor de las tres hijas de Natalia Meshcherekova, de 39 años, fallecida en el siniestro. Sus hermanas tienen 19 y cinco años. Su madre trabajaba en la capital rusa y solo regresaba a Orsk dos veces al año para verlas. Era el único sustento de la familia. Ahora, Yekaterina se verá obligada a abandonar sus estudios.

"Hasta última hora, ayer, creímos que habría algún superviviente. Llamamos a los aeropuertos... Y después, publicaron las listas... y mamá estaba la penúltima de la lista", cuenta Yekaterina.

Otra víctima con nombre y apellidos, y otra trágica historia: Ilya Poletáev, de 17 años, regresaba de Moscú, donde había ganado las llamadas Olimpiadas del Derecho.

"Los chicos no paran de llorar. Hemos dado la primera lección con todos los de su clase. Y no pueden contener las lágrimas", explica Valentina Stepanova, una de las profesoras del joven fallecido. Su escuela y toda la ciudad de Orsk están de luto.