Última hora

Última hora

Funeral del "peculiar" príncipe Enrique de Dinamarca

Leyendo ahora:

Funeral del "peculiar" príncipe Enrique de Dinamarca

Tamaño de texto Aa Aa

"Pintoresco, intrépido y francés".

Ha sido la peculiar descripción del príncipe Enrique realizada por el sacerdote y confesor de la pareja real en el funeral del marido de la reina Margarita II celebrado en el castillo de Christiansborg de Copenhague.

Un príncipe de Dinamarca que vivió atormentado por no poder cumplir su deseo de ser rey, aunque fuera consorte, petición a la que su esposa nunca accedió. El pasado verano llegó a decir que ella lo tomaba por tonto. Poco después, una nota de palacio explicaba que sufría demencia.

"Creo que lo recordaré por el buen humor que siempre mostraba. Era la sonrisa de la familia real".

"Para mí como inmigrante significó mucho que aunque no hubiera nacido en Dinamarca se convirtiera en miembro de la corte y de la familia real. Eso significa mucho para mí".

Sí se atenderá otra de sus peticiones, la de romper con 460 años de tradición y no ser enterrado en la catedral de Roskilde. Sus cenizas se repartirán entre el mar y el jardín del castillo de Fredensbor, en la capital danesa, donde falleció la semana pasada a los 83 años.

Unas veintemil personas han visitado la capilla ardiente con los restos de este inconformista noble francés.