Última hora

Última hora

Ministro de Exteriores húngaro a su homólogo Luxemburgués: eres idiota

Leyendo ahora:

Ministro de Exteriores húngaro a su homólogo Luxemburgués: eres idiota

Tamaño de texto Aa Aa

Diplomacia de altos vuelos. Las tensiones entre Hungría y una buena parte de los países miembros de la Unión Europea vienen de lejos, pero esta semana han alcanzado un nuevo punto álgido.

Punto de vista

"Jean Asselborn es un idiota, los húngaros no lo son"

Péter Szijjártó Ministro de Exteriores de Hungría

En un comunicado titulado "El ministro de Exteriores luxemburgués odia Hungría", publicado en inglés, la página oficial del Gobierno húngaro reproduce una nota del ministro de Exteriores húngaro Péter Szijjártó.

Comienza calificando a Asselborn de "fanático partidario de la inmigración" y de "bailar al son de George Soros".

"Jean Asselborn es un idiota, pero los húngaros no lo son; el pueblo húngaro no necesita las ideas locas del ministro de Exteriores luxemburgués para saber lo que es bueno para ellos" dice el pasaje más directo.

Szijjártó acusa a la UE de querer inundar Europa y Hungría con inmigrantes "son extremistas liberales que representan un punto de vista inaceptable".

Otra de las citas más ácidas del comunicado de Budapest:

"El Gobierno de Orbán está protegiendo la seguridad de Hungría pero el ministro de Exteriores de Luxemburgo querría demoler la valla de seguridad fronteriza junto a George Soros y sus camaradas en Hungría e inundar Hungría con inmigrantes".

Esta amarga retahíla es la respuesta del ministro a las declaraciones de Asselborn el pasado lunes al diario alemán Der Tagesspiegel en las que dijo que la actitud de Orbán es "como la de un dictador" por su legislación en contra de la organizaciones que ayudan a refugiados e inmigrantes.

El informe anual de la organización Amnistía Internacional publicado hoy mismo, es muy duro con las políticas de Hungría hacia las ONG y los refugiados.

Budapest tiene en su punto de mira a la fundación del magnate de origen húngaro George Soros al que acusa de querer "instalar a millones de africanos y árabes" en el país.

Soros denuncia una campaña de distorsiones y mentiras destinada a crear un falso enemigo.