Última hora

Última hora

España debe mejorar la educación de la comunidad gitana, dice el Consejo de Europa

Leyendo ahora:

España debe mejorar la educación de la comunidad gitana, dice el Consejo de Europa

© Copyright :
Fundación Secretariado Gitano
Tamaño de texto Aa Aa

Menos de la mitad de los niños gitanos completan la educación obligatoria en España. En concreto, un 45 por ciento no finaliza la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), según un informe del Consejo de Europa, en el que urge a las autoridades españolas a poner medios para evitar esta discriminación.

Las cifras que maneja la Fundación Secretariado Gitano son todavía más preocupantes. Según un estudio conjunto con UNICEF de 2013, este número alcanzaría el 64 por ciento.

Estos datos representan la "garantía de que se va a reproducir la exclusión y la pobreza", explica a Euronews Isidro Rodríguez, director de la Fundación Secretariado Gitano. "Esta desigualdad tan grande solo ocurre con el alumnado gitano en España, ni siquiera con los estudiantes inmigrantes", señala.

Por tanto, dada la singularidad de la problemática, sugiere una solución concreta por parte de las autoridades españolas: "Es necesario que haya unas medidas muy específicas de orientación a las familias y a los centros de refuerzo educativo de calidad".

Entre los motivos, Rodríguez destaca la segregación sistemática que padece la comunidad gitana en España, que comienza con la concentración residencial de la población, así como la escolar.

"Hay centros de primaria con alta concentración de alumnado gitano de hasta el 60 por ciento", indica. "Los colegios a lo que van los niños gitanos se quedan como centros gueto, no se aplican medidas para corregir esas anomalías".

Por otra parte, los niños gitanos normalmente son escolarizados más tarde. "Aunque todos los niños finalizan la primaria, cuando llegan a secundaria, empiezan con algún curso de retraso...por lo que, cuando cumplen 16 años, todavía están cursando segundo o tercero de la ESO", explica Rodríguez.

"La educación es un derecho fundamental y corresponde a las autoridades públicas cómo garantizarlo", sentencia.

El Consejo de Europa propone a España crear un organismo sólido en materia de igualdad y adoptar una nueva legislación global contra la discriminación.

España cuenta con una población gitana de entre 725.000-750.000 personas, según cálculos de las instituciones europeas sobre la población romaní para el conjunto de Europa. No obstante, el Gobierno de España reconoce que estás cifras no son exactas y que podrían oscilar entre el medio millón o millón de personas.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en su Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana en España 2012-2020 recoge significativos avances en la escolarización primaria de los niños gitanos, pero también preocupación por la falta de jóvenes gitanos en los sucesivos ciclos educativos:

"Así, la población gitana adulta presenta niveles de estudios más bajos, incluyendo una tasa de analfabetismo más alta que la de la población en su conjunto".