Última hora

Última hora

El desafío de una economía sin carbono

Leyendo ahora:

El desafío de una economía sin carbono

Tamaño de texto Aa Aa

"Business Planet" viaja a la ciudad alemana de Dresde para asistir a la revolución de pilas, baterías y almacenamiento de energía. Visitamos las empresas que están a la vanguardia de esa tecnología.

Estamos en Dresde, Alemania, para tratar uno de los desafíos de nuestro tiempo: el impulso de la economía sin carbono. Las baterías son un elemento clave. Andrea, usted es experto en este ámbito tan dinámico, en el que se observa una carrera para cambiar de modelo. ¿Estamos cerca de lograrlo? "

"Sí, estamos cerca, asegura Andrea Balducci profesor de la Universidad de Jena- aunque lo más probable es que no tengamos un solo dispositivo, sino que habrá varias opciones con las que cubrir más necesidades. Las baterías serán el dispositivo de elección, pero para aplicaciones que requieran gran potencia se utilizarán supercondensadores ".

Echemos un vistazo a un líder mundial aquí en Sajonia. Imagínese cargar su coche eléctrico en pocos minutos o su teléfono inteligente en unos segundos. La empresa Skeleton Technologies trabaja en ese tipo de soluciones. Y gracias a una reciente financiación europea consiguió abrir esta planta cerca de Dresde. Aquí fabrican ultracondensadores, una tecnología de recarga ultrarápida de dispositivos eléctricos.

"Nos proyectamos a cinco o diez años, asegura Taavi Madiberk, director y fundador de Skeleton Technologies. Cuando los ultracondensadores sean la unidad de carga rápida a bordo de un vehículo. Imaginamos estaciones de carga eléctrica en las que poder repostar energía en cuestión de segundos para llegar a casa o al trabajo".

Si queremos ser más limpios y ecológicos, debemos encontrar mejores formas de almacenar energía.

La Comisión Europea ha lanzado recientemente un premio de 10 millones de euros para promover el desarrollo de una nueva batería electrónica para coches recargable en minutos.

"Esta es gran parte de la solución, prosigue Taavi Madiberk, pues puede cargar en dos o tres segundos y tiene una vida útil casi infinita. Esto no resolverá todos nuestros problemas, pero es un paso importante para combatir el cambio climático".

¿Cómo esta tecnología va a cambiar nuestras vidas? Nos lo explica el profesor Andrea Balducci:

"Creo que la tecnología ya ha cambiado nuestras vidas. Hay cantidad de baterías y supercondensadores en muchos dispositivos que se están desarrollando cada día. Y eso no va a disminuir en el futuro, al contrario, aumentará la cantidad de coches eléctricos en las calles, por lo que será una realidad cada vez más imperante en el futuro ".

"Además de los beneficios medioambientales, está el impulso económico, ¿no es cierto?"

"Desde luego, asegura el profesor Andrea Balducci de la Universidad de Jena. puesto que todas estas aplicaciones requieren nuevos dispositivos, que a su vez requieren una nueva tecnología. Y eso traerá nuevos puestos de trabajo en nuevas empresas. En realidad, éste es uno de los negocios más grandes del futuro".

Un reportaje de Paul Hackett.