Última hora

Última hora

Los Alvarado obligan a Costa Rica a confesarse en las urnas

Leyendo ahora:

Los Alvarado obligan a Costa Rica a confesarse en las urnas

© Copyright :
REUTERS / Juan Carlos Ulate
Tamaño de texto Aa Aa

¿Queremos políticas más acordes con la religión? Es la pregunta que tendrán en mente muchos costarricenses al ir a votar este domingo en la segunda ronda de las elecciones presidenciales. Dos rivales con el mismo apellido pero con una visión del mundo muy distinta, Fabricio y Carlos Alvarado, han polarizado la campaña en torno a temas como el matrimonio entre homosexuales o el conservadurismo cristiano.

Aunque Fabricio Alvarado, del Partido de la Restauración Nacional, es un pastor evangélico, sus posturas homófobas le ha granjeado apoyos entre el electorado católico, lo que ha inclinado ligeramente las encuestas a su favor. El candidato del PRN ha sabido explotar como nadie el descontento social generado por una decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la que se determinaba que Costa Rica debía permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo. Hace unos días, los sondeos de intención de voto le otorgaban el 43% de los votos, frente al 42% de su rival.

Por su parte, el periodista Carlos Alvarado, del oficialista Partido de Acción Ciudadana (PAC), ha criticado la improvisión de su rival a la hora de definir un programa de Gobierno. De hecho, el llamado "plan de Gobierno 2.0" no se hizo público hasta el pasado miércoles, a cuatro días de la segunda vuelta de las elecciones. Carlos Alvarado considera que, con medio país de vacaciones por la Semana Santa, los electores no podrán examinar las propuestas de su rival. Atacado por su pertenencia al PAC, que se ha visto salpicado por varios casos de corrupción, Alvarado ha reiterado que él no es el mandatario saliente.