Última hora

Última hora

¿Podrá la UE mantener el gran crecimiento económico de 2017?

Leyendo ahora:

¿Podrá la UE mantener el gran crecimiento económico de 2017?

Tamaño de texto Aa Aa

¿Sabían que la zona euro y la Unión Europea experimentaron el año pasado el crecimiento más rápido de la década?

Y se prevé que este crecimiento continúe este año y el próximo. Pero para que este pronóstico respecto a nuestro Producto Interior Bruto sea preciso, esta recuperación debe ser más profunda para los ciudadanos de los 28 estados miembro.

Los economistas comparan el PIB con el velocímetro de un coche. Puede indicar la velocidad, pero no si estás a punto de tener un problema de motor, una avería...o un choque.

Como diría Míster Spock. Esto es una referencia a Star Trek, para los que no sean trekkies o fans de la serie: "Hechos insuficientes siempre invitan al peligro". Así que hemos reunido varios indicadores sobre los pronósticos realizados.

Nuestro curso intensivo

Teniendo en cuenta los últimos pronósticos desde la perspectiva de la Unión Europea, el crecimiento continuará.

Consumidores y empresas son más positivos cuando crece la economía global.

Se espera que aumente la inflación general, que incluye precios más altos de petróleo y alimentos. Pero elimínenlos... Y se quedarán con la inflación subyacente, que debería permanecer baja.

Pero también se prevé que la demanda de los consumidores europeos continúe creciendo en 2018, contribuyendo al desarrollo sostenido de sectores, industrias y países.

El acceso a una financiación más barata también debería ayudar a los negocios, permitiendo de esta manera el aumento de las inversiones...

Esto significa que las empresas pueden exportar más a consumidores de todo el mundo a pesar de un euro caro y fuerte, creando también más potenciales empleos.

Se espera que todos los países de la Unión Europea crezcan en 2018.

Pero los riesgos siguen ahí: desde el brexit, pasando por tensiones geopolíticas o reglas financieras más estrictas, todo ello permanecerá entrado el año que viene...

La UE, siempre con el casco y la pala

Esa es una visión. Vamos a tener otra, la de Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, desde su sede central en París.

Euronews: "Señor Gurría, le propusimos el reto de traer un objeto, y ha traído dos, para describir cuál cree que es el desafío para el crecimiento europeo. ¿Puede explicarnoslos?

Ángel Gurría: "Puede fácilmente subestimar a Europa, pero debería mirar bajo el andamiaje. Usted ahorra dinero durante tres años para ir a Europa, y luego va a Nôtre Dame o al Duomo de Milán o a la catedral de Colonia. Y están cubiertas por andamios. Pero luego vuelve tres años después y han acabado el trabajo. Esta es la visión de Europa, siempre reinventándose a sí misma, rediseñándose, reforzándose. Pero siempre en obras, siempre con el casco y la pala".

Real Economy - Economic Forecast 2018

¿Y qué pasará con el milagro irlandés?

No lo habíamos planeado, pero nos ha venido muy bien que Giovanni Magi se encuentre en Irlanda explorando cómo el sector de la construcción lidera la recuperación económica. Está analizando si se trata de que los irlandeses vuelven a tener suerte o, como lo describen algunos, quizás, sea cuestión del ave Fénix celta.

Todo lo que uno ve hoy en Dublín... son grúas. Un paisaje bien distinto al que rodeó la crisis financiera que golpeó a Irlanda en 2008. La construcción se ralentizó considerablemente, hasta prácticamente detenerse. Pero en 2013 el tigre celta comenzó su lento y firme regreso.

"En el punto más alto la construcción representó un 25% del PIB, en el más bajo se redujo al 3%", afirma Frank Kelly, Vicepresidente de la Federación de la Industria de la Construcción. "Actualmente, estamos entre el 6 y el 7%. Pero los economistas creen que deberíamos estar entre el 12 y el 15%. Por lo que, obviamente, existe todavía una brecha respecto a las cifras de construcción sostenible que deberíamos alcanzar".

El repunte también se ve en otros indicadores: Las exportaciones rompieron todos los récords el año pasado, el consumo de los hogares aumenta; el desempleo se acerca a niveles precrisis y los salarios también crecen gradualmente. ¿Cree la industria que estas son buenas señales del crecimiento que experimenta?

"Existe un reconocimiento del intento de conseguir ese equilibrio entre el desarrollo privado y el del Gobierno y las infraestructuras", asegura Kelly. "Las infraestructuras son absolutamente necesarias para que ocurra todo lo demás".

Mantener este crecimiento sostenible remite a fundamentos de la economía, y los irlandeses cuentan con algunas características que los hace, de alguna manera, únicos.

"Los datos sobre el crecimiento de Irlanda están deformados por la presencia de grandes multinacionales que se han instalado aquí, principalmente por razones fiscales. Pero incluso sustrayendo la actividad manufacturera de estas multinacionales fuera del país, las cifras reales del PIB duplican la media de la Unión Europea".

"El Reino Unido será siempre un gran socio de la UE"

Pero hay grandes desafíos por delante, desde nuevas reglas fiscales hasta el Brexit.

"Las incógnitas derivan del escenario postbrexit: esta es la mayor fuente de incertidumbre y riesgo desde una perspectiva irlandesa", comenta Simon Barry, economista jefe de Ulster Bank. "Cuanto más duro sea el brexit, más severas serán las consecuencias económicas. Pero incluso teniendo en cuenta su impacto a medio y largo plazo, se espera que la economía irlandesa continúe creciendo".

En cualquier caso, la fortaleza del sector de la construcción será clave para hacer frente a los inevitables riesgos globales.

Euronews: Si miramos a medio plazo, vemos que no existe crecimiento salarial. Es la inflación moderada. ¿Lo considera un problema?

Ángel Gurría: La cuestión de los sueldos ha sido un problema en Japón, Estados Unidos, México y Europa. ¿Por qué? Porque, en primer lugar, tiene la teconología que se mueve siempre en contra de la creación de empleo. Básicamente intenta crear un entorno atractivo para hacer negocios. Un lugar con mano de obra cualificada para satisfacer esas demandas. Calculamos que en los próximos diez a quince años entre el 10 y el 14 por ciento de la fuerza laboral estará en peligro de ser desplazada, y que otro 30% podría ver alterada su actividad diaria.

Euronews: Respecto a las guerras comerciales que se están gestando, ¿las considera un riesgo y ve una gran necesidad de que Europa genere demanda interna?

A. Gurría: Las guerras son todas malas. Hay que comprometerse a dialogar para encontrar una solución sustancial del problema. Porque de otra manera solo estará intentando atacar sus manifestaciones. Cada año, cada dos años, habrá un rebrote de las manifestaciones si no te centras en el problema real. En esta etapa Europa no está inmersa en una guerra comercial. Esperamos que no lo esté. Pero la cuestión es cómo planear el futuro.

Euronews: ¿Cómo hace eso Europa si uno de sus miembros clave se marcha? ¿Cuál sería para usted el mayor riesgo: el brexit, las relaciones con Estados Unidos o todo junto a algún otro factor?

A. Gurría: "La relación con Estados Unidos es crucial porque es un cliente muy muy importante. El brexit es perturbador. El Reino Unido será siempre un muy importante socio comercial de Europa y continuará siendo una economía muy muy importante para el conjunto de Europa. Se ha perdido una década en la lucha por la recuperación de la crisis y todavía se sufren sus consecuencias. Hay desigualdades en el crecimiento y una muy seria caída del nivel de confianza de la gente en sus propios Gobiernos, en sus propias instituciones".