Última hora

Última hora

Acuerdo para la desnuclearización de la península coreana

Leyendo ahora:

Acuerdo para la desnuclearización de la península coreana

Acuerdo para la desnuclearización de la península coreana
Tamaño de texto Aa Aa

Este viernes loa dos líderes Corea del norte y del Sur han conseguido lo que hace unos meses parecía imposible. De los misiles que sobrevolaban territorio japonés a un acuerdo para acabar con el estado de guerra de Corea y libre la penincula de armas nucleares.

Ambas partes ceden. Seúl reconoce explicitamente en el texto el peso y la importancia que tienen los gestos el régimen de Pyongyang, que recientemente anunció que congela sus pruebas nucleares y de misiles y que cierra su centro de pruebas atómicas.

Moon Jae-in valoró las aportaciones norcoreanas: "Es muy significativo que Corea del Norte haya sido el primero en pedir la congelación del programa nuclear. Será un gran comienzo para la desnuclearización completa en la península de Corea. Declaro que el Sur y el Norte cooperarán estrechamente para la desnuclearización completa".

Kim Jong-un hizo alusión a las fracasadas conversaciones a seis bandas de la década pasada, suspendidas tras años de negociaciones después de que Pyongyang pusiera todo tipo de trabas para que se inspeccionaran su arsenal e instalaciones atómicas en lo se consideró como una estratagema para ganar tiempo: "Haremos esfuerzos para lograr buenos resultados mantendremos una estrecha comunicación, a fin de asegurarnos de que nuestro acuerdo firmado hoy ante el mundo entero no acaben como los anteriores.

El primer encuentro de los dos líderes coreanos es vsto con suspicacia por algunos analistas; mantienen sus dudas con respecto al compromiso de Pyongyang respecto a su desnuclearización, dada la importancia capital que el régimen ha depositado los últimos treint años en su programa armantístico, al que ha considerado garante de su supervivencia.

En el acuerdo firmado por ambos líderes se establece la necesidad de retomar la cooperación económica, congelada completamente desde 2016 a raíz de las pruebas de armas de Pyongyang.

En el terreno humanitario han acordado una nueva reunión de familias separadas por la guerra el próximo 8 de agosto, día nacional en ambos países.

La cumbre de este viernes ha sido la primera celebrada entre líderes de las dos Coreas en 11 años.

Supone un giro radical para la situación en la península, marcada todo el año pasado por los continuos ensayos de armas del régimen y sus intercambios de amenazas con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.