Última hora

Última hora

El centenario australiano David Goodall visita la clínica de Basilea que le ayudará a morir

Leyendo ahora:

El centenario australiano David Goodall visita la clínica de Basilea que le ayudará a morir

Tamaño de texto Aa Aa

El aeropuerto de Basilea, en Suiza, ha sido la última escala del viaje vital de David Goodall, un científico australiano de 104 años que quiere morir dignamente. No está gravemente enfermo, ni sufre terribles dolores... sin embargo, se cansó de vivir hace ya mucho tiempo y en su país, como en la mayoría, la eutanasia o el suicido asistido no están permitidos. Su condición de decano de la ciencia en Australia ha hecho que su caso sea seguido con interés en prácticamente todo el mundo y al mundo se dirigido así:

"El mensaje que me gustaría hacer pasar es que una vez que las personas cumplan los 50 o 60 años de edad, deberían ser libres para decidir si quieren seguir viviendo o no".

El próximo jueves Goodall, que ya se ha despedido de su familia, pondrá fin a una larga y brillante vida mediante la ingesta un cóctel letal de productos químicos. Le gustaría que su muerte sirviera para agitar conciencias y cambiar la mentalidad de los legisladores de su país.

¿En qué países europeos es legal la muerte asistida?

Aunque el debate sobre la eutanasia está muy presente en la sociedad europea, las legislaciones de los Veintiocho son muy restrictivas al respecto. Solo tres países reconocen plenamente el derecho a la "muerte asistida": Bélgica, Holanda y Luxemburgo. Cuatro lo contemplan en casos concretos y puntuales. Y en otros, como España o Italia, solo se permite la llamada eutanasia pasiva bajo determinadas circunstancias.

En España, algunos políticos están dispuestos a dar el paso y legislar sobre el derecho a la muerte digna.