Última hora

Última hora

Argentina no jugará en Israel tras las quejas de Palestina y de su propia afición

Leyendo ahora:

Argentina no jugará en Israel tras las quejas de Palestina y de su propia afición

© Copyright :
Albert Gea/REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

Aún no ha arrancado el Mundial y la polémica ya está servida para Argentina. La razón, la cancelación del partido amistoso que la albiceleste tenía previsto jugar este sábado contra Israel.

La historia es tan rocambolesca como alejada de lo meramente deportivo. En un primer momento estaba previsto que el encuentro tuviera lugar en Haifa, si bien finalmente fue trasladado a Jerusalén según medios israelíes por deseo expreso del primer ministro Netanyahu. Este año se conmemora el 70 aniversario de la creación del Estado de Israel y Netanyahu quería convertir el partido en un evento más de las celebraciones. Esa fue la chispa que encendió la mecha.

Desde la Asociación Palestina de Fútbol pidieron entonces a Argentina que no viajara a Israel: "Esto es como sin nosotros celebraramos el aniversario de la ocupación de las Malvinas", decía el embajador palestino en Argentina. Después, el balón de la presión pasó a Leo Messi, destinatario de una carta firmada por 70 niños palestinos en la que se le pedía que no disputara ese encuentro. "Jugarás el un estadio contruído sobre nuestra aldea destruída. No rompas nuestros corazones", decía la misiva.

Albert Gea/REUTERS
Varios aficionados muestran su rechazo al partido durante un entrenamiento de la albiceleste en Barcelona Albert Gea/REUTERS

Según algunos medios, hasta los familiares de varios jugadores habrían recibido amenazas. Y a ello hay que sumar la opinión de buena parte de la afición albiceleste, que ve en este choque algo "políticamente incorrecto". Los últimos entrenamientos de la albiceleste en Barcelona, donde algunos aficionados se presentaron con camisetas de la selección manchadas de sangre, son buena muestra de ello. La presión para Argentina era excesiva.

El partido ha sido finalmente suspendido, como se encargó de confirmar el propio Gonzalo Higuaín a la cadena ESPN con un escueto "se ha hecho lo correcto". Argentina, por cierto, no disputará más amistosos antes del arranque del Mundial. Este era el último antes de su primer partido oficial, el 16 de junio ante Islandia.

Deporte al margen, la Asociación de Fútbol de Israel planea ya presentar una queja ante la FIFA por las "amenazas físicas y brutales" hechas por el presidente de la Asociación Palestina de Fútbol, Yibril Rayoub, el cual instó a la afición a quemar fotografías y camisetas de Messi a modo de protesta y presión. La política ha vuelto a ganar al deporte.