Última hora

Última hora

Sexta edición de Fútbol por la Amistad

Leyendo ahora:

Sexta edición de Fútbol por la Amistad

Sexta edición de Fútbol por la Amistad
Tamaño de texto Aa Aa

El fútbol, reúne. La sexta edición de Fútbol por la Amistad, un programa social e infantil de carácter internacional, implementado por Gazprom, ha reunido a 1500 niños y adultos de 211 países en Moscú. El objetivo es promover la amistad, la igualdad y la paz, gracias al balompié.

Fútbol por la Amistad se está extendiendo año tras año a más países y continentes. Yo creo que es gracias a estos niños y niñas, y al mensaje con el que regresan a casa que es el deseo de un mundo mejor

Aleksandr Kerzhakov Exjugador de fútbol

Victor Zubkov, presidente de la Junta Directiva de Gazprom lo define así: Fútbol por la Amistad es un programa social. No es sólo fútbol, se trata asimismo de la amistad y la comunicación entre los niños. De tal forma que cuando comuniquen entre sí, implementen los valores que promueve este programa: la paz, la igualdad. Esto es lo más importante. Y creo que lo están haciendo muy bien."

Este año, 32 equipos, cada uno bautizado con el nombre de una especie en peligro de extinción, se reunieron en el estadio Sapsan Arena de Moscú. El ejercicio puso de relieve que las diferentes culturas, lenguas y tradiciones no son un obstáculo para el juego limpio y demostraron que la amistad puede acabar con las fronteras.

El evento que se desarrolló del 8 al 15 de junio, cuenta con el apoyo de la FIFA, la UEFA y la ONU. Chanwoo Kim, de Corea del Sur asegura que está "contento porque he hecho muchos amigos de todo el mundo. Yo soy surcoreano y él viene de Corea del Norte. Nos conocimos aquí y ahora somos super amigos".

Los jóvenes deportistas suelen intercambiarse brazaletes. Los hay azules y verdes. El azul simboliza el cielo tranquilo y el verde, el campo de fútbol. Este año, los partidos tuvieron lugar un día antes de la Copa del Mundo, y todos los participantes de Fútbol por Amistad, asistieron al primer partido del torneo entre Rusia y Arabia Saudí.

Swan Dram, uno de los participantes, procedente de Francia, dice que para él "es un gran honor poder jugar aquí en Rusia en la Copa del Mundo porque he podido tener esta oportunidad que es única. Me cuesta encontrar las palabras porque es magnífico".

Aquí, los partidos son mixtos: las niñas y los niños juegan juntos. La igualdad es uno de los valores más importantes en este programa. Wadia dice que está "muy orgullosa de estar aquí, quiero ser una gran jugadora de fútbol como Mata".

Por su parte, Bogdan Batalin, a sus catorce años ha sido el árbitro más joven de Fútbol por la Amistad. Llegó desde Irkutsk, en Siberia y éste era su sueño. Batalin asegura que "el fútbol es algo que te permite hacerte amigos porque todos los jugadores en el campo se relacionan entre sí. Para mí es una experiencia increíble porque quiero ser árbitro en el futuro. Aquí puedo intercambiar experiencias con otros árbitros y ver cómo juegan futbolistas de otros países.

La suerte sonrió en la final a los jugadores del equipo “Chimpancé”. Jerónimo Rodríguez Uruena, colombiano, estuvo entre los mejores: marcó muchos goles y llevó a su equipo al escalón más alto del podio. Dice sonriendo: ¡Me siento muy, muy, muy feliz, es maravilloso! Cameron Gregory Philip, es dominicano y es el portero del equipo "Chimpancé". Dice, radiante: "Es una experiencia increíble, ¡hemos ganado un torneo en Rusia!"

Desde que este certamen anual arrancó en 2013, no ha cesado de crecer el número de países participantes y otro tanto ocurre con los seguidores: más de tres millones. Durante tres d´ías además de jugar al fútbol los chavales asisten a clases magistrales en la llamada Escuela de los Nueve Valores: amistad, igualdad, justicia, salud, paz, devoción, victoria, tradiciones y honor. Un programa calificado de "único" por la ONU.

El delantero más prolífico de la historia del fútbol ruso, con 233 goles, Aleksandr Kerzhakov analiza así este fenómeno: "Fútbol por la Amistad se está extendiendo año tras año a más países y continentes. Yo creo que es gracias a estos niños y niñas, y al mensaje con el que regresan a casa que es: el deseo de un mundo mejor."

Jerónimo, colombiano y Cameron, dominicano han jurado que serán siempre amigos como muchos otros jugadores y jugadoras, que se han hecho amigos, dando patadas al balón.