Última hora

Última hora

Voces sobre la inmigración que divide a Europa

Leyendo ahora:

Voces sobre la inmigración que divide a Europa

Voces sobre la inmigración que divide a Europa
© Copyright :
Stephanie Lecocq/Pool via REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

Numerosas personalidades se han acercado hasta la cumbre de Bruselas y nos han ofrecido su visión sobre la migración. Entre ellas la corresponsal de Euronews que estuvo a bordo del Aquarius.

"La idea era poner nombres y caras a las cifras, e intentar dar a esta crisis un aspecto más humano para que la gente entienda que estamos hablando de seres humanos", explica Anelise Borges. Y añade que, en términos políticos, "es un tema muy complicado y divisivo que ha sacado a la luz tensiones muy profundas e irresueltas en el seno de la UE".

El ultimátum de los socios de coalición de la canciller alemana Angel Merkel o la posición de países como Italia, han tensado la cuerda.

Y según el eurodiputado de La Liga, Angelo Ciocca, por fin se ha escuchado a Roma. "Hoy, finalmente, Europa aborda un problema que ha sido una carga durante años para Italia y que ha empobrecido al país". En su opinión, "no es posible distribuir toda la pobreza africana en Europa y es necesario actuar para detener las llegadas".

La idea de crear plataformas de desembarco fuera de la Unión Europea está sobre la mesa de los jefes de estado y de gobierno.

Y desde la Comisión Europea han dejado claro lo que no deberían ser. "Estas plataformas no serán en ningún caso agujeros negros o prisiones o Guantánamos", afirma Margaritis Schinas, portavoz del ejecutivo comunitario. "Serán plataformas que funcionarán en plena conformidad con el derecho internacional". Y explica que corresponde a los líderes europeos decidir los detalles sobre cómo deben funcionar.

Las organizaciones humanitarias insisten sin embargo en que la protección de los derechos humanos está en peligro. Y no sólo a nivel europeo.

"Lo que estamos presenciando es un intento, por parte de cada vez más Estados miembros, de rechazar y hasta cierto punto negarse a respetar los principios del derecho internacional", afirma Pierre Vimont, exembajador de Francia y analista de Carnegie Europe. "Lo que está en juego es la Convención de Ginebra de 1951. No tiene nada que ver con la legislación europea, está por encima de eso", conlcuye.

La política de migración ha dividido profundamente a Europa y sus líderes parecen abocados a salvar la cara con un acuerdo de mínimos.