Última hora

Última hora

EXCLUSIVA| Correa: "Ningún país va a tomar serio una orden de detención tan claramente política"

Leyendo ahora:

EXCLUSIVA| Correa: "Ningún país va a tomar serio una orden de detención tan claramente política"

EXCLUSIVA| Correa: "Ningún país va a tomar serio una orden de detención tan claramente política"
Tamaño de texto Aa Aa

El expresidente de Ecuador Rafael Correa dice en una entrevista exclusiva a Euronews estar seguro de que Bélgica no ordenará su extradición tras la orden de detención preventiva que le impuso este martes la Corte Nacional de Justicia de su país.

"Ningún país serio se va a tomar en serio una orden de detención tan claramente política, tan ilegal, tan absurda, empezando por Bélgica", afirma.

Y añade: "Ecuador vuelve a ser considerado una república bananera".

El mecanismo se desencadenó el lunes, cuando Correa no se presentó ante la Corte de Justicia de Quito, donde estaba convocado para responder por su presunta implicación en el secuestro del exlegislador Fernando Balda. En su lugar, el exmandatario, que reside en Bélgica con su familia, acudió a la delegación diplomática de su país en Bruselas.

Ve la entrevista exclusiva completa

Correa admite que su familia y amigos están nerviosos porque creen que "lo van a extraditar y lo van a meter en una celda en la dictadura ecuatoriana", pero, a su juicio, "eso no es posible". "Nadie va a hacer caso a algo tan absurdo, peor un país tan garantista como Bélgica, así que estamos aquí seguros, no hay que preocuparse por mí, hay que preocuparse por la patria", apostilló.

El pasado 18 de junio, Correa fue vinculado penalmente al caso de intento de secuestro de Balda en Colombia, en 2012, un episodio que ya fue juzgado en el país vecino y por el que Ecuador abrió un proceso este año.

El exlegislador conservador, ahora parte de la acusación particular, afirma tener pruebas que implican directamente a Correa en el intento de secuestro.

Sin embargo, el exmandatario asegura no estar vinculado al caso y denuncia desde hace meses un montaje "rompiendo toda lógica y legalidad" de sus enemigos políticos.

Con estas palabras lo justifica a Euronews: "¿Qué tiene que ver el presidente de la República en ese evento? Ni siquiera me acusaron a mí en el inicio, esto fue en 2012. En 2013, la supuesta víctima presenta una acusación particular pero no acusa a mí. Ya en noviembre se dan cuenta que con testigos falsos pueden apuntar al presidente y lo anuncian".

"La misma interpol si analiza bien el caso tiene que rechazar esa petición de difusión roja, por ser un caso completamente político y ellos no pueden mezclarse en política de acuerdo al artículo 3 de su estatuto", concluye.