Última hora

Última hora

May y Macron, cena en la Costa Azul con el Brexit como plato principal

Leyendo ahora:

May y Macron, cena en la Costa Azul con el Brexit como plato principal

May y Macron, cena en la Costa Azul con el Brexit como plato principal
Tamaño de texto Aa Aa

Theresa May rendirá visita este viernes a Emmanuel Macron en su residencia de verano de la Costa Azul. El objetivo, persuadir al presidente francés sobre su plan de Brexit, el llamado plan de Chequers, que propone la creación de un mercado común de bienes y productos agrícolas británico-comunitario.

La primera ministra británica ha interrumpido incluso sus vacaciones en Italia con ese objetivo. Sin embargo, el entorno de Macron advierten de que esta reunión no será una negociación y no reemplazará, en ningún caso, el diálogo que Londres mantiene con el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier.

Barnier: "La UE no delegará la aplicación de sus normas aduaneras a un país no miembro"

A día de hoy, Barnier considera irrealizable el proyecto de mercado común tal y como ha sido diseñado por el ejecutivo May, porque supondría que la aduana británica recaudara impuestos en nombre de los 27.

"La Unión Europea no puede y no delegará a aplicación de su política y de sus normas aduaneras, así como la recaudación del IVA y de impuestos especiales a un estado no miembro, que no estaría sujeto a las estructuras de gobierno de la UE", ha subrayado Barnier.

REUTERS/Yves Herman
Barnier: "La UE no permitirá que un no miembro aplique sus normas aduaneras"REUTERS/Yves Herman

No obstante, el negociador del bloque comunitario sí se ha mostrado dispuesto a pactar un acuerdo comercial amplio, lo que permitiría preservar la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Negociación contrarreloj y ofensiva diplomática de Londres

El tiempo apremia. Las negociaciones apenas han avanzado en las últimas semanas a pesar de que se supone que Londres y Bruselas deberían llegar a un acuerdo sobre el Brexit antes de la cumbre europea de octubre, para organizar debidamente el divorcio, programado para la noche del 29 al 30 de marzo del próximo año.

La visita de May a Macron se enmarca en una ofensiva diplomática para defender la postura británica en varios países europeos. La primera ministra ya estuvo hace unos días en Austria y algunos de sus ministros se han desplazado a Viena y París.