Última hora

Última hora

Funeral en Rusia por los tres periodistas asesinados en República Centroafricana

Leyendo ahora:

Funeral en Rusia por los tres periodistas asesinados en República Centroafricana

Funeral en Rusia por los tres periodistas asesinados en República Centroafricana
Tamaño de texto Aa Aa

Rusia despide a los tres periodistas asesinados en República Centroafricana. Sus cuerpos fueron repatriados el domingo, para realizarles análisis forenses antes de entregarlos a sus familias. Este martes se ha celebrado su entierro.

En la capital rusa se ha rendido homenaje a las víctimas, con un monumento conmemorativo frente a la Casa de los Periodistas y ha habido un torrente de mensajes de recuerdo en las redes sociales de colegas, amigos y lectores.

"Habíamos planeado filmar un documental sobre los intereses rusos en la República Centroafricana", cuenta el jefe de redacción. "Hay una compañía militar privada que ha sido enviada allí a capacitar a las fuerzas locales. Además, Rusia tiene intereses en la industria del oro, los diamantes ".

Dzhemal, reconocido corresponsal de guerra, junto con el documentalista Rastorguyev y el camarógrafo Kirill Radchenko trabajaban como freelances para el Centro de Investigación (ICC, por sus siglas en inglés), un proyecto de periodismo financiado por el ex empresario ruso exiliado Mikhail Khodorkovsky.

Rusia lanzó una investigación criminal sobre el caso. Creen que no iban preparados para un entorno tan peligroso. "La Embajada proporcionó unos cuestionarios que ellos rellenaron. El propósito de la visita fue 'turismo'. También hemos verificado si presentaron otros documentos relacionados con sus actividades periodísticas. Nos dijeron que no se emitieron otras acreditaciones periodísticas o documentos para el transporte de equipos de video", ha explicado la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia.

Los tres miembros del equipo fueron hallados muertos el 30 de julio cerca de la ciudad de Sibut. Se encontraban allí trabajando en un documental. Sufrieron una emboscada, según funcionarios locales y rusos, por unos 10 hombres que querían robarles. Pero los colegas de los fallecidos han iniciado una investigación para aclarar el caso.