This content is not available in your region

Crisis migratoria Bielorrusia-Polonia | Putin asegura que no tiene "nada que ver"

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Miles de migrantes piden ayuda en la frontera entre Bielorrusia y Polonia
Miles de migrantes piden ayuda en la frontera entre Bielorrusia y Polonia   -   Derechos de autor  Ramil Nasibulin/BelTA

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha dicho este sábado que no tiene "nada que ver" con la crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. Allí, miles de migrantes, incluidos niños y mujeres embarazadas, llevan atrapados desde hace días, en medio de un frío intenso, sin poder cruzar a territorio polaco ni retroceder, pues según Varsovia, las fuerzas bielorrusas les impiden salir de la zona.

"La parte bielorrusa está haciendo todo lo posible para prestarles asistencia -aseguró Igor Butkevich,  responsable de la guardia fronteriza-. Hemos organizado el suministro de agua, así como leña, comida, ropa, mantas, etc."

En una entrevista difundida por la televisión estatal rusa, Putin ha negado en rotundo haber orquestado junto al régimen bielorruso de Aleksander Lukashenko el envío de migrantes a la frontera oriental de la Unión Europea, como le acusan algunas voces desde Occidente.

Putin advierte a Lukashenko contra el cierre del gasoducto hacia Europa

En cuanto a la amenaza de Lukashenko de cerrar el gasoducto que transporta gas natural ruso hacia Europa, el presidente ruso ha advertido a su homólogo de las consecuencias que tendría tomar esa decisión.

"Para ser honesto, es la primera vez que oigo hablar de este asunto -dijo el presidente ruso-. He hablado con Lukashenko dos veces recientemente y no lo mencionó, ni siquiera lo insinuó. Probablemente puede hacerlo, aunque no saldría nada bueno de ello. Yo, por supuesto, hablaré con él de este tema si sus palabras no fueron producto de un arrebato".

Para Putin, la culpa de la crisis en la frontera la tiene Occidente y de sus estrategias en Oriente Medio y pide a Europa que negocie directamente con Bielorrusia.