This content is not available in your region

Roland Garros también cerrará las puertas a Novak Djokovic si no se vacuna

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
Novak Djokovic entra en el avión en Dubai en dirección de Belgrado, Serbia
Novak Djokovic entra en el avión en Dubai en dirección de Belgrado, Serbia   -   Derechos de autor  Darko Bandic/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.   -  

Sin gloria, sin glamour, Novak Djokovic ha tomado el avión de vuelta a casa tras su retirada de visado y su expulsión de Australia, donde soñaba con ganar el Abierto de Melbourne. Una expulsión del número uno del tenis mundial que marcará los anales del deporte y de la pandemia de coronavirus.

Djokovic hizo escala este lunes de madrugada en Dubai antes de tomar otro vuelo hacia Belgrado. Ha dejado Australia tras once días de batalla legal, polémica y protestas por su negativa a vacunarse contra la COVID-19. El caso ha alcanzado tal relevancia que se ha convertido en asunto de Estado y motivo tensión entre Australia y Serbia, país de origen del tenista.

Djokovic se ha subido al avión cuando ya había comenzado el Abierto de Australia, donde esperaba ganar por décima vez y convertirse en el tenista más laureado con 21 títulos de Grand Slam.

En su lugar, el serbio ha sido tratado como uno más. En estos últimos once días ha pasado por un centro de inmigrantes, ha escuchado dos sentencia y visto como le anulaban dos veces el visado. Para el Gobierno australiano, permitirle entrar habría alimentado un sentimiento de injusticia, además de dar munición a los antivacunas en un momento en el que la variante ómicron se extiende por el país.

Tampoco Roland Garros

Pero es que el culebrón, lejos de acabar, podría no haber hecho más que empezar. Y es que el tenista serbio se encontraba este lunes con una nueva y desagradable sorpresa para sus intereses: el segundo grande de la temporada, Roland Garros, anunciaba su decisión de que todos los participantes de la próxima edición estén debidamente vacunados contra el coronavirus. Roxana Maracineanu, ministra de Deportes de este país, era la encargada de confirmarlo a través de su cuenta de Twitter.

Djokovic, protagonista estos últimos días de una polémica que ha rebasado con creces los aspectos meramente deportivos y hasta sanitarios ve como se le siguen cerrando las puertas a posibles nuevos triunfos. Ahora mismo su decisión de no vacunarse le deja fuera de los cuadros de Australia, Roland Garros y el abierto de Estados Unidos, y según dicta la ley australiana podría estar además tres años sin poder pisar este país, donde ha ganado en nueve ocasiones.

De momento solo Wimbledon se presenta como el único grande donde Nole podría seguir con su particular carrera con Rafa Nadal y Roger Federer por convertirse en el tenista con más Grand Slams. El número uno hace frente a su partido más difícil.