El control de Donetsk y Lugansk, claves para el éxito o el fracaso de la ofensiva rusa en Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Sasha Vakulina
Sasha Vakulina, euronews
Sasha Vakulina, euronews   -   Derechos de autor  Euronews

Las fuerzas rusas se han retirado del norte de Ucrania, las áreas alrededor de Kiev y Chernígov,  y algunas de ellas se están reagrupando para desplegarse hacia el este de Ucrania, que es ahora el principal objetivo de las fuerzas militares rusas.

Veamos la situación en Ucrania según el Instituto para el Estudio de la Guerra y el Ministerio de Defensa del Reino Unido.

Después de Kiev y Chernígov, las fuerzas rusas también han desalojado completamente la ciudad asediada de Sumy.

Pero han bombardeado Járkov en el noreste de Ucrania. Y han continuado su operación ofensiva desde Izium hacia, Sloviansk, pero no han conseguido ninguna ganancia territorial importante en las últimas 24 horas

Sloviansk, era una ciudad de 125.000 habitantes antes de la guerra que fue tomada por los independentistas respaldados por Rusia en 2014. Las tropas ucranianas la recuperaron tras semanas de duros combates. Y ahora los combates continúan aquí y ahora, en esta zona.

El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés) afirma que si Ucrania mantiene Sloviansk, la campaña rusa para tomar las regiones de Donetsk y Lugansk "probablemente fracasará".

Controlar estas ciudades aquí, en esta zona, permitiría a Rusia unir sus fuerzas desde distintos frentes. Las autoridades ucranianas hacen un llamamiento a los habitantes para que evacuen, que "aprovechen esta oportunidad" para huir "mientras sea seguro"

El alcalde de Mariúpol dice que más de 100.000 personas todavía necesitan ser evacuadas urgentemente de la ciudad, que está rodeada por las fuerzas rusas. Las fuerzas ucranianas controlan las partes centrales de Mariúpol.

Está previsto que este 7 de abril se abran 10 corredores humanitarios en Ucrania para las evacuaciones de civiles. Pero los residentes que intenten salir de Mariúpol tendrán que volver a utilizar sus propios vehículos.