Ucrania señala que la guerra ha entrado en la "siguiente fase"

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
Recuperan un cadáver de entre los escombros de una población cercana a Járkov
Recuperan un cadáver de entre los escombros de una población cercana a Járkov   -   Derechos de autor  Andrii Marienko/Associated Press   -  

Zelenski ha lamentado este miércoles la falta de concreción sobre la entrada de Ucrania en la UE y ha señalado que el país no podrá estar en la incertidumbre de forma permanente. El presidente de Ucrania durante una conferencia en el Instituto de Estudios Políticos de París ha apuntado también que fue un error no permitir que el país entrara en la OTAN.

"Durante años, Europa temió la adhesión de Ucrania a la OTAN porque si estallaba la guerra con Rusia, decían, todos tendrían que luchar contra ella. ¿Contra ella? Yo diría por Ucrania. ¿Pero no es ese el objetivo de la OTAN? Cabe preguntarse. ¿No es "todos para uno"?", se preguntaba Zelenski durante la conferencia. 

A su juicio, la entrada del país en la Alianza beneficiaría y reforzaría al resto, porque su ejército ya ha demostrado en esta guerra su capacidad. Mientras el ejército ruso cotinúa con su ofensiva en el este y en el sur del país. Esto es Odesa tras el bombardeo de este martes. Según la viceprimera ministra de Defensa de Ucrania la guerra ha entrado en otra fase.

"Después de la heroica defensa de Kiev y de la región de Kiev, la guerra ha entrado esencialmente en la siguiente fase, puesto que el enemigo se ha visto obligado a establecer un conjunto diferente de objetivos y a aplicar una táctica y una estrategia diferentes en la guerra con Ucrania", destaca Hanna Maliar, viceministra de Defensa de Ucrania.

El ejército ucraniano ha informado que desde principios de mayo ha logrado recuperar más de una decena de pueblos en el este de Járkov y que en esa zona Rusia ha entrado en modo defensivo. Sin embargo en otras zonas como en la región de Donetsk los ataques son constantes según señala el gobernador.

 Mientras, Rusia dice seguir con su destrucción de objetivos militares y con la rusificación de territorios como Jersón donde las autoridades prorrusas impuestas por Moscú planean incluir a la zona como una provincia de pleno derecho de Rusia.

El Kremlin recalcó que eso "lo deben decidir los habitantes de ese territorio", en tanto que el asesor de la Presidencia ucraniana Mykhailo Podolyak aseguró que ese plan quedará en nada, ya que el Ejército ucraniano "liberará" Jersón.

La agonía de Mariúpol

El alcalde de la ciudad portuaria, Vadym Boychenko, señaló que "para fin de año más de 10.000 personas pueden morir por enfermedades y condiciones intolerables en Mariúpol", que cuenta ya solo con entre 150.000 y 170.000 habitantes, tres veces menos que antes de la guerra y que deben ser evacuados en su totalidad, insistió.

Su asesor, Petró Andryushchenko, afirmó a su vez que, "si hay un infierno en la tierra, está en la planta de Azovstal", que es atacada "no solo desde el cielo y con artillería, sino nuevamente con tanques que tratan de abrirse paso".

El líder de la autoproclamada república de Donetsk, Denís Pushilin, sostuvo que no quedan ya civiles en territorio de la metalúrgica tras una complicada operación de la ONU y Cruz Roja la semana pasada para sacarlos de la fábrica.

Andryushchenko cree sin embargo que "quedan más de cien civiles" en la siderúrgica, mientras que la viceprimera ministra Iryna Vereshchuk, indicó que había además "cientos de heridos".

Tanto los prorrusos como Kiev calculan que todavía hay más de mil soldados ucranianos en la acería.

Las esposas de dos oficiales del batallón Azov mostraron hoy su deseo de que su encuentro con el papa Francisco en Roma sirva para poder salvar la vida de los soldados, que, aseguraron, están dispuestos a ser evacuados.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, dijo el martes ante el Parlamento maltés que "Rusia aún no ha aceptado ninguna de las muchas opciones propuestas para rescatarlos".