This content is not available in your region

La mayoría de víctimas de la masacre del colegio de Texas tenían entre 8 y 11 años

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
Altar en homenaje a las víctimas de la matanza de Texas
Altar en homenaje a las víctimas de la matanza de Texas   -   Derechos de autor  Jae C. Hong/The Associated Press

Poco a poco se van sabiendo más detalles de la masacre en el colegio Robb en Texas, Estados Unidos. Según el gobernador del Estado, el tirador alertó 15 minutos antes en Facebook del múltiple asesinato que iba a cometer. 

También avisó en las redes antes de disparar a su abuela quien resultó herida de gravedad. El gobernador ha señalado que hasta la fecha el atacante no tenía antecedentes penales ni un historial de problemas mentales. No tenía empleo, ni pareja, ni amigos. 

Se sabe también que Salvador Ramos actuó en solitario y que tuvo un accidente de tráfico justo antes de llegar a la escuela. El suceso ha conmocionado a los vecinos de la localidad de Uvalde, donde se situa la escuela.

"[Estoy aquí] mostrando mi respetos, tal vez un poco de presión para que alguien cambie las leyes, para que las armas, estos tipos de armas no acaben en las manos de los niños o de los perturbados mentales", señala un vecino de la localidad que ha acudido ha llevar unas flores al lugar de los hechos.

"Mi familia está bien, pero mi ciudad sufre, mi ciudad sufre. Como he dicho, estos niños siempre han sido ángeles, ayer ganaron sus alas. Este pueblo tiene el corazón roto, devastado", señala otro residente de la zona.

Los niños tenían entre 8 y 11 años y se encontraban en la misma clase . Entre las víctimas también estaban dos profesoras, una de ellas trató de anteponerse como escudo de los menores.

Agentes patrullarán las escuelas de Nueva York hasta que acabe el año

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, ordenó que la Policía aumente el patrullaje y realice controles diarios en las escuelas estatales hasta el final del año, tras el tiroteo del martes en Texas donde murieron 19 niños y dos adultos.

"Quiero patrullas de la Policía estatal que visiten nuestras escuelas todos los días para controles diarios desde hoy hasta el final del año escolar", dijo la gobernadora durante una conferencia.

Hochul recordó que la tragedia en Uvalde, Texas, ocurre pocos días después del tiroteo en un supermercado de Nueva York, el pasado 14 de mayo, donde murieron 10 personas.

"Todavía estamos de luto por las diez vidas que se llevaron en Búfalo. Ahora todo nuestro país está de luto por la trágica pérdida de bebés en otro tiroteo en una escuela", señaló y afirmó que estos tiroteos "no ocurren en otros países".

En esos otros países "rara vez sucede lo que pasa en una nación que parece reverenciar los derechos de los dueños de armas y la capacidad de poseer armas por encima del derecho de los niños a mantenerse vivos o para ir a la escuela sin miedo a tener que esconderse o salir corriendo", afirmó.