This content is not available in your region

Agricultores ucranianos asediados temen el "infierno" de la cosecha en tiempos de guerra

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Turquía, Rusia, Ucrania y la ONU se reúnen para hablar de las exportaciones de grano
Turquía, Rusia, Ucrania y la ONU se reúnen para hablar de las exportaciones de grano   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  

<div> <p>Por Conor Humphries</p> <p>MIKOLÁIV, Ucrania, 14 jun – Mientras montículos de 10 metros de altura de harina de girasol arden entre las ruinas ennegrecidas de una de las principales terminales agrícolas de Ucrania, los agricultores de esta región situada en la línea del frente se esfuerzan por sobrevivir a una cosecha bajo el fuego ruso.</p> <p>Consideran que el bombardeo ruso de las instalaciones portuarias de Nika-Tera, en la ciudad meridional de Mikoláiv, el 4 de junio, no es más que el ejemplo más dramático de un ataque más amplio contra un pilar de la economía ucraniana y mundial.</p> <p>“La agricultura es uno de los pocos sectores empresariales que funciona. (…) Por supuesto que quieren destruirlo. Quieren acabar con este flujo de ingresos en el país”, dijo el agricultor Volodímir Onyschuk cerca de una pila de casquillos rusos en su explotación de 2.000 hectáreas de trigo y girasol cerca de Mikoláiv.</p> <p>Los cultivos serán vulnerables a los incendios provocados por los bombardeos, dijo, y eso podría ser un “infierno” para los agricultores cuando comience la temporada de cosecha en las próximas semanas.</p> <p>Cuando se le preguntó cómo planeaban los agricultores de Mikoláiv reducir la exposición a las acciones rusas, dijo: “Simplemente sobreviviremos hasta la próxima cosecha”.</p> <p>Desde la invasión rusa del 24 de febrero de Ucrania, cuarto exportador mundial de cereales, Kiev ha acusado repetidamente a Rusia de atacar las infraestructuras y la agricultura para provocar una crisis alimentaria mundial y presionar a Occidente.</p> <p>Moscú, que califica su guerra de operación militar especial, culpa a las sanciones occidentales y a las minas submarinas colocadas por Ucrania de la caída de las exportaciones de alimentos y del aumento de los precios mundiales.</p> <p><span class="caps">ATAQUE</span> AL <span class="caps">PUERTO</span></p> <p>Cinco proyectiles alcanzaron un conjunto de almacenes y cintas transportadoras de grano en la planta de Nika-Tera, dejando a una de las mayores terminales agrícolas de Ucrania sin poder cargar o descargar barcos, informaron las autoridades locales.</p> <p>Las explosiones provocaron un intenso incendio en los almacenes de harina de girasol. El domingo, durante una breve visita a la prensa, los almacenes seguían ardiendo. Otros elevadores de grano situados en el lugar no sufrieron daños.</p> <p>“Están tratando de socavar la seguridad alimentaria en todo el mundo”, dijo Georgy Reshetilov, primer jefe adjunto de la administración regional militar de Mikoláiv.</p> <p>Se calcula que las instalaciones agrícolas de la región han sufrido pérdidas por valor de 34.000 millones de grivnas (1.160 millones de dólares), dijo. Entre los lugares afectados figuran un gran productor de pulpa de tomate y un gran número de granjas.</p> <p>Los bombardeos están alimentando el miedo en un sector que ya está paralizado por el bloqueo ruso del mar Negro, la principal ruta de las vastas exportaciones agrícolas de Ucrania.</p> <p>Los operarios de las cosechadoras no se atreven a llevar sus equipos a la región, por temor a los bombardeos y a las posibles minas y municiones en los campos, según los agricultores.</p> <p>Algunos operadores de grano se muestran reacios incluso a comprar existencias a los agricultores, por temor a asumir la responsabilidad si sus instalaciones de almacenamiento son atacadas posteriormente.</p> <p>“Nadie puede garantizar la seguridad de esta cosecha en tiempos de guerra”, dijo Reshetilov.</p> <p>Los suministros de fertilizantes se están agotando y sin compradores para las exportaciones de grano, los agricultores dijeron que podrían tener dificultades para reunir fondos para comprar más suministros, incluso si estuvieran disponibles.</p> <p>“El combustible ha subido. Los precios de los fertilizantes son una locura. No sé cómo vamos a trabajar el año que viene”, dijo Valentyn Matviyenko, que dirige una granja cerca de Bashtanka, a unos 60 kilómetros al noreste de la ciudad de Mikoláiv, donde algunos terrenos están al alcance de la artillería rusa.</p> <p>Algunos operadores están ofreciendo precios de trigo que son un tercio de los máximos de antes de la guerra, dijo.</p> <p>“Nuestros recursos financieros están disminuyendo. Hemos puesto todo en esta cosecha”, dijo.</p> <p>(1 dólar estadounidense = 29,25 grivnas)</p> <p/> </div>