Los "tories" se preparan para la batalla para suceder a Boris Johnson

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE & AP
Boris Johnson
Boris Johnson   -   Derechos de autor  Frank Augstein/ The Associated Press. All rights reserved

"Los Juegos del Hambre" para suceder al primer ministro británico, Boris Johnson, ya han comenzado. Cada día sale un candidato nuevo. De momento ya son cuatro los diputados tories que han manifestado sus aspiraciones de cara al proceso formal que empezará la próxima semana.

En los "juegos" ya se ha postulado uno de los favoritos, el exministro de Economía, Rishi Sunak. Mientras, que el ministro de Defensa, Ben Wallace, ha descartado su aspiración después de una "cuidadosa consideración". La Secretaria de Estados de Comercio, Penny Mordaunt también suena en las quinielas y "pesos pesados" como la actual titular de Exteriores, Liz Truss, se espera que den un paso al frente en los próximos días. Entre los que ya han dado ese paso se encuentran diputados como, Tom Tugendhat, Suella Braverman o Kemi Badenoch.

Tony Travers, profesor de la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, destaca: "Después de tener a una especie de primer ministro apasionado, el Partido Conservador probablemente querrá a alguien que sea un poco menos entusiasta. De hecho, comparado con Boris Johnson, casi cualquiera de los candidatos que se presentan sería un poco menos apasionado, menos entusiasta, pero competente. Creo que lo que necesitan ahora es alguien que parezca competente, que de la impresión de que el Gobierno está limpiando un poco la cuadra, que parezca un Gobierno conservador más correcto al frente del país".

Los candidatos que quieran presentarse a la contienda deberan contar con el respaldo de al menos 8 compañeros de partido.

La batalla estará compuesta de varias rondas de votaciones eliminatorias en las que participarán los diputados conservadores. 

En la primera votación, los candidatos que obtengan el 5 % de votos (18 parlamentarios) podrán pasar a la segunda ronda. En esta segunda votación, los aspirantes deben recibir el respaldo del 10 % de los diputados (36) para pasar a la siguiente.

Así, se irán eliminando en votaciones los candidatos con el menor número de votos hasta que queden dos, quienes se someterán al visto bueno de todos los miembros del partido y de los diputados "tories".

Cuando un primer ministro renuncia en el Reino Unido, no se celebran elecciones generales sino que se abre un proceso para elegir a un nuevo líder de la formación que está en el poder.

El próximo lunes, el influyente Comité 1922, que agrupa a los diputados conservadores sin cartera, elegirá a su ejecutiva y dará a conocer el calendario para elegir al nuevo líder.

La continuidad de Johnson en el Gobierno mientras tienen lugar estas primarias ha generado inquietud entre los partidos de la oposición, que exigen su inmediata salida.

El experto político del Trinity College de la Universidad de Oxford Stephen Fisher dijo a Efe que "esto depende" de lo que decidan los diputados conservadores ya que, en su opinión, el Laborismo no parece insistir en presentar una moción de censura en el Parlamento para forzar la salida sin demora de Johnson