This content is not available in your region

El acuerdo nuclear con Irán, una solución cada vez más lejana

Access to the comments Comentarios
Por Elena Garcia Viscasillas
Palacio Coburgo, en Viena, donde se han reunido Irán; Estados Unido y la UE para negociar un acuerdo nuclear
Palacio Coburgo, en Viena, donde se han reunido Irán; Estados Unido y la UE para negociar un acuerdo nuclear   -   Derechos de autor  AFP   -  

Irán, Estados Unidos y la Unión Europea retoman conversaciones sobre su posible acuerdo nuclear, este jueves, en Viena.

Sin embargo, la reanudación de las conversaciones de Viena parece no incluir una representación de alto nivel de todos los países que formaron parte del acuerdo de 2015 de Irán con las potencias mundiales.

Las negociaciones se convocaron repentinamente el miércoles, cuando los inspectores de la ONU informaron de que Teherán está ampliando su enriquecimiento en uranio, lo que inquieta a la comunidad internacional sobre un riesgo nuclear. 

Según los medios iraníes, el principal negociador de Irán, Ali Bagheri Kani, se reunió con el mediador de la UE, Enrique Mora, dado queEstados Unidos se niega a negociar directamente con Irán.

El representante especial de Estados Unidos para Irán, Rob Malley, también estuvo presente y tuiteó el miércoles que "nuestras expectativas están controladas".

El mediador europeo también se reunió el jueves con un representante del Kremlin en las conversaciones; el embajador ruso Mikhail Ulyanov. Ulyanov también se reunió por separado con Bagheri Kani.

El uranio, un elemento central en las negociaciones

Irán alcanzó el acuerdo nuclear en 2015 con Estados Unidos, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Rusia y China. En él, Irán aceptó limitar su enriquecimiento de uranio, un elemento que puede ser utilizado con fines nucleares y militares, bajo la vigilancia de los inspectores de la ONU a cambio del levantamiento de las sanciones económicas. La decisión tranquilizó a la comunidad internacional. 

En 2018, el entonces presidente Donald Trump retiró unilateralmente a Estados Unidos del acuerdo, prometiendo que negociaría un acuerdo más fuerte, pero eso no sucedió. Irán comenzó a romper los términos del acuerdo un año después.

Según el último recuento público del OIEA, Irán tiene una reserva de unos 3 800 kilogramos de uranio enriquecido. Pero lo que preocupa más a los expertos es que Irán enriquece ahora uranio hasta el 60% de pureza, un nivel que nunca había alcanzado. 

Se trata de un breve paso técnico para llegar a niveles de grado armamentístico del 90%.

Esos expertos advierten que Irán tiene suficiente uranio enriquecido al 60% para reprocesarlo en combustible para al menos una bomba**.** Sin embargo, Irán todavía tendría que diseñar una bomba y un sistema de lanzamiento para ella, un proyecto que probablemente dure meses.

En tal contexto de tensión y desacuerdo, los funcionarios occidentales temen que la rigidez de las posturas de los socios pueda condenar las conversaciones y no llegar nunca a un acuerdo nuclear con Irán.