This content is not available in your region

La guerra en Ucrania y la amenaza norcoreana marcan la cumbre de Asia Oriental

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  con EFE, AP
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, camina con el primer ministro australiano, Anthony Albanese, hacia una reunión durante la cumbre ASEAN, el domingo 13 de noviembre
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, camina con el primer ministro australiano, Anthony Albanese, hacia una reunión durante la cumbre ASEAN, el domingo 13 de noviembre   -   Derechos de autor  Alex Brandon/Copyright 2022 The AP. All rights reserved.   -  

La sombra de la guerra en Ucrania planea sobre la cumbre de Asia Oriental en Camboya. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha acudido como invitado a la cita en la que los mandatarios de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) abordarán las crisis energética y alimentaria y la rivalidad chino-estadounidense.

Rusia está representada por su ministro de Exteriores, Sergéi Lavrov, ante la ausencia del presidente Putin.

Otro tema preocupante para la región son los lanzamientos de misiles de Corea del Norte: el presidente estadounidense se reúne esta tarde con el primer ministro japonés, Fumio Kishida, y su homólogo surcoreano, Yoon Suk-yeol.

Joe Biden espera presionar a China, principal aliado de Pyongyang, para que la contenga. El lunes mantendrá su primer encuentro en persona con el presidente chino Xi Jinping desde su llegada a la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense formalizó el sábado la asociación estratégica integral con la ASEAN y prometió ayudas por 825 millones de dólares, considera que Estados Unidos y sus aliados libran una batalla diplomática y estratégica en favor de la democracia frente a regímenes autoritarios como China y Rusia.

Al viajar a Phnom Penh a primera hora del sábado, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, dijo que Biden planteará a los líderes de la ASEAN cuestiones como la libertad de navegación y la pesca ilegal y no regulada por parte de China, con el objetivo de demostrar la firmeza de Estados Unidos frente a Pekín.

La libertad de navegación se refiere a una disputa relacionada con el Mar de China Meridional, donde Estados Unidos dice que puede navegar y volar donde el derecho internacional lo permita y China cree que esas misiones son desestabilizadoras. Sullivan dijo que Estados Unidos tiene un papel clave que desempeñar como fuerza estabilizadora en la región y en la prevención de cualquier nación de participar en "la intimidación y la coerción sostenida que sería fundamentalmente adverso para las naciones de la ASEAN y otros países."

Antes, a Biden le espera la reunión del G20 que se celebra este domingo en Bali (Indonesia), y cuya agenda está copada por la invasión rusa de Ucrania.