Los bombardeos rusos a infraestructuras dejan sin luz a civiles a las puertas del frío

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Oleksandra y Andrij en su piso en Kiev
Oleksandra y Andrij en su piso en Kiev   -   Derechos de autor  European Broadcasting Union

Los bombardeos rusos a infraestructuras ucranianas afectan especialmente a los civiles. Ni agua, ni electricidad. Algunas zonas de Kiev todavía no han podido reestablecer el suministro tras los bombardeos rusos. Mientras la OTAN negocia suministras más armamento defensivo a Ucrania, los ciudadanos buscan maneras de sobrevivir al invierno.

La familia de Oleksandra Damohrai explica cómo es la vida para su familia en estas condiciones. Para empezar, no hay ascensor para subir al decimonoveno piso en el que vive esta pareja. Oleksandra y Andrij son padres de mellizos de tres meses y necesitan muchas cosas para mantenerlos. "No tenemos electricidad y, en consecuencia, no tenemos calefacción, ni agua, ni nada", lamenta Damohrai.

"Como puedes ver”, evidencia, “no podemos lavar los platos, no podemos cocinar". Y es que, en Kiev, se llega hasta a 30 grados bajo cero en invierno. Una temperatura muy difícil de llevar si no se tiene calefacción, por eso, el matrimonio utiliza el balcón de frigorífico.

Pese a las malas condiciones en las que se vive por la falta de suministro, la moral de la familia parece estar intacta. "Somos una familia, y tenemos que pasar por esto, juntos, y Ucrania es nuestro país", afirma Damohrai.

Andrij y Oleksandra temen que la situación empeore a medida que se acerque el invierno. Y tienen una definición de la estrategia que está llevando a cabo el Kremlin: "Es un genocidio", dice Andrij. Para él, lo que está haciendo Rusia "es un genocidio".