La búsqueda de cultivos 'resistentes' al cambio climático para alimentar al mundo en el futuro

La búsqueda de cultivos 'resistentes' al cambio climático para alimentar al mundo en el futuro
Derechos de autor  euronews
Por Jeremy Wilks  & Euronews

Climate Now es el programa mensual de Euronews que contempla lo que realmente está sucediendo en nuestro planeta. En esta ocasión, el periodista Jeremy Wilks, descubre las investigaciones que se llevan a cabo para tratar alimentar a 'todos' en un planeta que, con el tiempo, será más caluroso. Científicos de los Países Bajos buscan cultivos que puedan soportar las olas de calor y las sequías.

"Podemos aprender mucho de la naturaleza si observamos diferentes entornos y vemos cómo las plantas, en su entorno natural, hacen frente al estrés al que están sometidas", declara Wilma van Esse, profesora adjunta de Biología del Desarrollo Vegetal de la Universidad de Wageningen.

© Euronews
Mapa que muestra el aumento de temperatura global registrado en el mes de junio de 2022 en Europa.© Euronews

Antes de comenzar su reportaje, el reportero de Euronews echa un vistazo a los últimos datos del Servicio de Cambio Climático de Copernicus. Los números muestran que, a nivel mundial, acabamos de vivir el tercer junio más cálido registrado, con temperaturas 0,3 grados Celsius por encima de la media del período comprendido entre 1991 y 2020.

En Europa, el mes de junio sufrió una extraordinaria ola de calor que puede verse en el mapa que refleja las anomalías de la temperatura del aire en la superficie, en todo el mes, con respecto al promedio. En muchas partes de Europa se batieron plusmarcas. 

Servicio de Cambio Climático de Copernicus implementado por ECMWF
Anomalías de la temperatura registrada en junio de 2022, con respecto al período de referencia 1991-2020.Servicio de Cambio Climático de Copernicus implementado por ECMWF

Así, se alcanzaron 32,5 grados Celsius en Banak, en el norte de Noruega; casi 20 grados por encima de la media de junio. El termómetro marcó 40,6 grados centígrados en Rochefort, en el oeste de Francia; también casi 20 grados por encima de la media. Y el mercurio llegó a los 40,4 grados Celsius en Knin, Croacia; 12 grados por encima de la media de junio.

Cortesía: Copernicus/ESA
Imágenes de satélite que ilustran la situación en la que se encontraba una zona del norte de Italia, con respecto a la falta de precipitaciones, en el año 2020.Cortesía: Copernicus/ESA

El mes pasado también se agravó la sequía en el norte de Italia. Si se compara esta imagen de junio de 2020, con esta otra de la misma región, en 2022, se puede ver la diferencia.

Cortesía: Copernicus/ESA
Imágenes de satélite que ilustran la sequía que sufren actualmente los ciudadanos, en la zona del norte de Italia a la que se hace alusión en el reportaje.Cortesía: Copernicus/ESA

En el gráfico que refleja las anomalías de la humedad del suelo se puede ver cómo la tierra está más seca, con respecto a la media, en gran parte de Italia y en toda una franja que va desde Portugal hasta el Mar Caspio.

Cortesía: Servicio de Cambio Climático de Copernicus.
Gráfico que refleja las anomalías de la humedad del suelo en Europa, en junio de 2022.Cortesía: Servicio de Cambio Climático de Copernicus.

En este reportaje, el periodista de Euronews se pregunta si es posible producir cultivos más resistentes al cambio climático. A medida que crezca la población de nuestro caluroso planeta, vamos a necesitar variedades de trigo y cebada que sean capaces de hacer frente a las olas de calor y a la sequía. Jeremy Wilks se ha reunido con técnicos neerlandeses que investigan el tema.

Cultivos de cebada como el que visita el equipo que realiza el reportaje, en la parte oriental de los Países Bajos, son la base de nuestro sistema alimentario. Estos cereales proporcionan las calorías esenciales para las personas y los animales. El problema es que los efectos del cambio climático ya están reduciendo la capacidad de estas plantas para producir alimentos, como explica la bióloga Wilma van Esse.

"Tenemos pérdidas de rendimiento debidas, por ejemplo, al calor extremo en la India, o a la sequía que hemos visto en Europa. Esos fenómenos, basándonos en lo que sabemos ahora del cambio climático, se producirán más a menudo en el futuro", señala Wilma van Esse.

No hay tiempo que perder. El proceso de identificar nuevos tipos de cultivos capaces de producir rendimientos aceptables bajo altos niveles de estrés, puede llevar décadas.

Para ello, hay que exponer diferentes variedades de cebada de todo el mundo a distintos niveles de olas de calor y sequías, en un entorno controlado. Las plantas responden de forma diferente, según su edad.

"Si la sequía se produce al principio del crecimiento, una planta puede desarrollar menos brotes laterales. Pero, si se produce más tarde en el crecimiento, si hay más calor o sequías... puede que, al final, tengamos menos semillas", añade la profesora adjunta de Biología del Desarrollo Vegetal de la Universidad de Wageningen.

Para mantener un alto rendimiento también se necesitan raíces sanas. Y muchas variedades de cebada no pueden crecer bien en suelos secos.

Así que, Viola Willemsen se propone identificar los rasgos genéticos de los sistemas radiculares más resistentes.

"Estas variedades se recogen en todo el mundo, en diferentes altitudes, diferentes climas y diferentes temperaturas. Lo que hacemos es observar estos sistemas radiculares en diferentes condiciones, con agua y sin agua, y ver cuál se comporta mejor", declara Viola Willemsen, profesora asociada de Biología del Desarrollo Vegetal de la Universidad de Wageningen.

Entonces, ¿encontraremos algún día cereales tan productivos como los que tenemos ahora, y que además, sean capaces de hacer frente al cambio climático?, quiere saber Jeremy Wilks.

Cultivos a prueba de clima. ¿Qué son? Es una buena pregunta. Serían resistentes a la sequía, resistentes a las inundaciones o resistentes al calor. Esto, a menudo, no es así. Por eso, encontrar una variedad que es capaz de todo esto, probablemente no sea posible", concluye Viola Willemsen.