This content is not available in your region

Hungría se radicaliza y lo asume con orgullo

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Hungría se radicaliza y lo asume con orgullo

<p><strong>Hungría se ha convertido en un país proclive al radicalismo político y social</strong></p> <p>El primer ministro nacionalista, <a href="https://elpais.com/elpais/2017/09/08/opinion/1504886083_476921.html">Viktor Orban</a> y las medidas de su Gobierno han recibido ya varias tarjetas amarillas de Bruselas, inquieta por las <a href="https://politica.elpais.com/politica/2017/08/22/sepa_usted/1503411664_989606.html">trabas al respeto de los derechos fundamentales</a>. La situación se ha radicalizado más aún tras la llegada masiva de inmigrantes en 2015. Varsovia se ha negado por ejemplo a aceptar su <a href="http://www.kormany.hu/en/prime-minister-s-office/news/the-quota-system-has-failed">cuota de refugiados</a> para aliviar la presión de otros países como Italia o Grecia. Paralelamente, Bruselas asignó 25 mil millones de euros en fondos estructurales a Hungría para el periodo 2014-2020, lo que representa más del 3 por ciento de su <span class="caps">PIB</span> anual, la proporción más alta con respecto a los demás países de la UE. “Insiders” ha querido produndizar en la cuestión, a escasos meses de las legislativas húngaras.</p> <p><strong>Hungría: el síndrome del enemigo</strong></p> <p>Nuestra reportera Valérie Gauriat ha realizado un reportaje exclusivo para “Insiders”, coincidiendo con la fiesta nacional húngara. El discurso de defensa de la “idéntidad húngara”, la amenaza del neoliberalismo y sobretodo la immigración, percibida como una amenaza, son los baluartes del partido de extrema derecha “Fuerza y Determinación”; pero también del Fidesz, en el Gobierno. La valla anti-inmigrantes en la frontera con Serbia y las medidas proteccionistas del Gobierno atraen a otro tipo de emigrantes, como una ciudadana alemana que se ha instalado junto a la verja en Ássothalom, donde una milicia patrulla para expulsar a quienes entran ilegalmente en el país. Regina Riereder explica que no comulga con la política de asilo de Merkel y en Hungría se siente segura. Frente a esta situación, algunos políticos, ciudadanos de a pie y <span class="caps">ONG</span>s pro defensa de los derechos humanos tratan de alzar la voz y se movilizan pese a la presión de las autoridades. </p> <p>En la segunda parte de la emisión, dos invitados: <a href="http://www.europarl.europa.eu/meps/es/28135/GYORGY_SCHOPFLIN_home.html">György Schöpflin</a> eurodiputado húngaro del Fidesz y la eurodiputada holandesa <a href="http://www.europarl.europa.eu/meps/es/96815/JUDITH_SARGENTINI_home.html">Judith Sargentini</a>, ponente de una <a href="http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+TA+P8-TA-2017-0216+0+DOC+XML+V0//EN">investigación del Parlamento Europeo</a> para determinar si Hungría está violando los valores de la Unión. Dos opiniones contrapuestas que Sophie Claudet nos propone en un debate, desde Bruselas.</p>