This content is not available in your region

210 000 millones de euros para que la UE deje atrás los combustibles fósiles rusos

Access to the comments Comentarios
Por Aida Sanchez Alonso
gasoductos
gasoductos   -   Derechos de autor  Sergei Chuzavkov/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.   -  

La Unión Europea está decidida a reducir la dependencia energética de los combustibles fósiles rusos. Y para ello la Comisión Europea ha presentado un nuevo plan bajo el nombre REpowerEU. La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, reconoce que no va a ser sencillo"Es fácil desacreditar las ambiciones de Europa de independizarse del gas ruso diciendo que es sueño o incluso una receta para tener precios altos. Sabemos que desvincular a Europa de su mayor proveedor de energía va a ser difícil, pero los beneficios económicos de acabar con nuestra dependencia serán mucho mayores que el coste a corto plazo de RepowerEU", ha explicado la comisaria en una rueda de prensa.

La propuesta se basa en tres pilares:

-Diversificar las importaciones

-Ahorrar energía

-y aumentar el uso de energías renovables.

Bruselas ha incrementado su objetivo de energías renovables de un 40% hasta un 45% para 2030 y las placas solares son uno de sus elementos clave. Todos los edificios nuevos deberán instalarlas. Primero será obligatorio para los públicos y en 2029 se extenderá a todos los edificios residenciales de nueva construcción.

Además, buscará reducir la burocracia para los grandes proyectos de renovables como los parques écolicos marinos. Uno de los grandes problemas del bloque, explica el analista del centro de pensamiento Bruegel, Simone Tagliapietra."Un de los cuellos de botella para el despliegue de las energías renovables en Europa es la burocracia. Los permisos tardan años. Por poner un ejemplo, en algunos países europeos conseguir los permisos para construir un parque eólico lleva 9 años, el tiempo de autorización para un parque solar tarda 6 años", ha detallado el experto.

Para ahorrar energía el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha pedido a los ciudadanos un favor: reducir la calefacción y utilizar menos el aire acondicionado"Incluso los pequeños gestos, si los hacen 440 millones de personas, tienen un impacto conjunto", ha recordado Timmermans.

Y para que Europa consiga diversificar sus fuentes energéticas, Bruselas está trabajando para poner en marcha un mecanismo de compra conjunta, lo que permitirá, por ejemplo, comprar gas o hidrógeno verde a un precio más bajo. Pero no será obligatorio y los países podrán decidir si se unen a él, lo que podría reducir su potencial. 

Pero estos proyectos tienen un precio. Bruselas calcula que desprenderse de los combustibles fósiles rusos costará 210 000 millones de euros en los próximos cinco años.