This content is not available in your region

La UE dividida ante la prohibición de los visados a los ciudadanos rusos

Access to the comments Comentarios
Por Christopher Pitchers
Los turistas rusos podrían enfrentarse a dificultades para obtener su visado Schengen.
Los turistas rusos podrían enfrentarse a dificultades para obtener su visado Schengen.   -   Derechos de autor  AP/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.   -  

Prohibir los visados para los turistas rusos en toda la UE es uno de los puntos clave de la agenda de los ministros de Exteriores de la UE en su encuentro en Praga.

Los países más cercanos a Rusia son quienes están impulsando la idea, tras la propuesta del Presidente ucraniano Volodímir Zelenski a principios de este mes. Finlandia ya ha tomado medidas para reducir el número de visados turísticos rusos pero para que la prohibición funcione en toda la UE, todos los Estados miembros deben acordar no expedir visados.

"En un momento en el que, por ejemplo, los hombres ucranianos tienen que luchar por su libertad y la de su país, al mismo tiempo, los hombres rusos pueden venir a los países del sur de Europa de vacaciones o de compras en las bonitas ciudades europeas. Simplemente no es está. Simplemente no es justo", ha apuntado el eurodiputado de Los Verdes, Urmas Paet.

Los rusos con visado han seguido viajando a Europa, a pesar de la suspensión del transporte aéreo entre el país y la UE. Han aprovechado al máximo las normas del espacio Schengen, que les permite circular libremente por el continente y han accedido a través de estados miembros fronterizos como Estonia y Letonia.

Desde que empezó la guerra, casi un millón de ciudadanos rusos han viajado a Europa con visados de turista. Aunque las cifras sigan siendo elevadas la Comisión Europea no es favorable a la idea de una prohibición a nivel de la UE. "No creo que cortar la relación con la población civil rusa ayude. Y no creo que esta idea tenga la unanimidad necesaria [en el Consejo]. Creo que hay que revisar la forma en que algunos rusos obtienen los visados. Ciertamente, los oligarcas fuera. Tenemos que ser más selectivos"ha defendido el Alto Representante de la UE para la política exterior, Josep Borrell.

Alemania y Francia no están por la labor y argumentan que es la guerra de Putin, no del pueblo ruso. Una de las posibles consecuencias es la suspension total del acuerdo de 2007 de exención de visados con Moscú, lo que supondría solicitudes más caras y largas para los rusos.