El ataque a NordStream muestra la vulnerabilidad de las infraestructuras europeas

Access to the comments Comentarios
Por Sandor Zsiros
Una de las fugas registradas en NordStream.
Una de las fugas registradas en NordStream.   -   Derechos de autor  Danish Defence Command via AP

Las flotas navales del Mar Báltico están en alerta máxima tras el incidente en los gasoductos NordStream. Las fugas, que parecen un sabotaje o un ataque deliberado, han puesto de manifiesto la vulnerabilidad de Europa en materia de infraestructuras críticas.

Julian Pawlak, experto conectado con el ejército alemán, ha asegurado que la clave para proteger estas infraestructuras es vigliarlas de cerca para disuadir a cualquiera que esté dispuesto a atacar. "En cuanto a las infraestructuras críticas y lo que se puede hacer en términos de armadas europeas, por ejemplo, es estar en la zona, pueden mostrarse activos junto a sus infraestructuras críticas, junto a importantes vías marítimas, como hemos visto ahora, por ejemplo, por parte de las autoridades noruegas. Si se muestra que se está en la zona pueden ser una forma de disuadir a los actores extranjeros", ha defendido.

Pero las infraestructuras críticas no son sólo los gasoductos y los cables submarinos en el fondo del mar. En una guerra híbrida, el suministro de alimentos y agua, el transporte, las centrales eléctricas, las redes de distribución de electricidad, los sistemas informáticos o bancarios también pueden ser objetivos.

La UE cuenta con una herramienta común, denominada Directiva sobre Infraestructuras Críticas, para lidiar con este asunto. En ella se orienta a los Estados miembros para que evalúen los riesgos de sus infraestructuras cada cuatro años y solucionen las vulnerabilidades, si es necesario.

El eurodiputado estonio de Renovar Europa, Urmas Paet, ha defendido que la UE debe aprender de los Bálticos, pero que lo peor puede estar por venir. "Nos tendrían que haber escuchado cuando dijimos que Nord Stream era una idea equivocada que aumentar la influencia rusa en Europa, era una idea completamente equivocada. Desde 2008 sabemos por experiencia que la ciberseguridad es muy, muy importante y es critico estar preparados porque los ciberataques son una parte natural de los conflictos estos días. Y supongo que el tercer elemento es que no se deberian sorprender de lo que pueda venir después", ha lamentado.

Según los expertos, habrá que investigar qué ha ocurrido exactamente en el fondo del mar con los gasoductos de North Stream. Pero, mientras tanto, es necesario reforzar la protección de las infraestructuras críticas en todo el bloque.