El Parlamento Europeo vota a favor de que Bulgaria y Rumanía entren en Schengen

Access to the comments Comentarios
Por Christopher Pitchers
Bulgaria y Rumanía son dos de los países que aún no forman parte de Schengen.
Bulgaria y Rumanía son dos de los países que aún no forman parte de Schengen.   -   Derechos de autor  Valentina Petrova/AP2011

El Parlamento Europeo ha pedido a los países de la UE a que permitan a Rumanía y Bulgaria incorporarse a Schengen, el espacio de libre circulación europeo, lo antes posible. Ambos entraron en la UE hace 15 años, pero sus ciudadanos aún no pueden viajar, vivir o trabajar libremente en otros Estados miembros por un bloqueo político.

Los eurodiputados creen que mantener controles fronterizos internos de la UE es discriminatorio y afecta a la vida de las personas y los trabajadores. También consideran que los dos países han cumplido las condiciones necesarias para entrar. "En cuanto a los criterios Schengen, los dos países están dispuestos a unirse, que es algo que también aquí en el Parlamento hemos estado diciendo a lo largo de estos años a través de todas las resoluciones que hemos presentado. La cuestión ha estado, durante todo este tiempo, bloqueada a nivel político, y es ahí donde hay que hacer un esfuerzo ahora mismo. Y teniendo en cuenta en el debate que tenemos en el Parlamento y en la señal política que hemos mandado, estoy [convencido] que el Consejo [de la UE] en diciembre logrará alcanzar finalmente este hito en la evolución de la política de Schengen", ha defendido el eurodiputado de Renovar Europa, Dragoș Tudorache.

La decisión se produce tras la votación celebrada este martes en el Parlamento Europeo, que ha respaldado por abrumadora mayoría la candidatura de Bucarest y Sofía. Aunque la decisión no es vinculante. Países Bajos es el único país que bloquea su entrada, explican fuentes parlamentarias. Se espera una votación en diciembre.

Si se aprueba, todos los controles físicos en las fronteras interiores de Rumanía y Bulgaria podrían desaparecer en 2023. Pero no todos los grupos políticos están de acuerdo. "Hemos visto en los últimos años que las fronteras exteriores europeas no están protegidas, por lo que nuestra preocupación es la seguridad dentro del espacio Schengen... Así que queremos esperar y tener la seguridad, antes de que haya más adhesiones, de que realmente podemos proteger nuestras fronteras exteriores", ha defendido la eurodiputada de Identidad y Democracia, Patricia Chagnon.

La ampliación de Schengen exige que todos los países de la UE voten a favor de la incorporación de nuevos miembros, lo que significa que cualquier desacuerdo sería decisivo. En la actualidad, los 27 Estados miembros, excepto Bulgaria, Croacia, Chipre, Irlanda y Rumanía, forman parte del espacio Schengen. También forman parte de él cuatro Estados no pertenecientes a la UE: Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein.