This content is not available in your region

Dependientes de Zara se manifiestan en A Coruña el día del Black Friday

Zara shopworkers stage Black Friday strike in fashion group's hometown
Zara shopworkers stage Black Friday strike in fashion group's hometown   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

MADRID, 25 nov – Alrededor de 1.000 dependientes que trabajan en Zara y otras marcas de moda propiedad de Inditex fueron a la huelga el viernes en la ciudad natal de la empresa en el norte de España para exigir mejores salarios, dijeron dos líderes sindicales.

Grupos de trabajadores, en su mayoría mujeres, se concentraron a primera hora de la mañana ante las 44 tiendas de Inditex en A Coruña, donde el gigante de la moda tiene su sede en las afueras de la ciudad.

“Cerca del 95% de las trabajadoras de las tiendas de Inditex en A Coruña están en la calle protestando hoy por su salario”, dijo Carmiña Naveiro, dependienta de Zara y dirigente del sindicato regional CIG, que había convocado la huelga.

Sin embargo, gerentes y empleados que no hicieron huelga mantuvieron abiertas la mayoría de las tiendas para hacer frente a la avalancha de descuentos y ventas especiales del Black Friday, dijeron los líderes sindicales.

Dos tiendas —una de Zara y otra de Massimo Dutti— tuvieron que cerrar temporalmente el jueves al iniciarse la huelga de dos días.

Decenas de trabajadores de las tiendas también protestaron frente a la tienda insignia de Zara en Madrid el jueves, diciendo que Inditex estaba posponiendo aumentos salariales cruciales en un contexto de inflación galopante.

CIG reclama una mayor subida salarial tras rechazar la última oferta de la empresa que ofrecía a los dependientes una prima única de 1.000 euros (1.041 dólares) en 2023 y un aumento de 200 euros en sus salarios mensuales para 2024.

La propuesta fue aceptada la semana pasada por dos de los mayores sindicatos españoles, UGT y CCOO, mientras que otros grupos laborales de A Coruña y Madrid apuntan al menos a obtener el doble de los aumentos ofrecidos.

Quieren que los salarios mensuales se sitúen en torno a los 2.000 euros, similares a los de los trabajadores de los almacenes de Inditex, argumentando que los pedidos online han aumentado la carga de trabajo de los dependientes.

Los dependientes de Inditex en Madrid y A Coruña ganan actualmente menos de 1.400 euros al mes, según los sindicatos.

La empresa de distribución emplea a 165.000 personas en 177 países. Alrededor del 86% de ellas trabajan en sus 6.477 tiendas.

(1 dólar = 0,9600 euros)