Francia empieza la semana en vía muerta