This content is not available in your region

Visite San Petersburgo: la deslumbrante ventana rusa al mundo

Visite San Petersburgo: la deslumbrante ventana rusa al mundo
Derechos de autor  Visit Petersburg
Tamaño de texto Aa Aa

Quizá no haya nada que pueda prepararnos para la majestuosidad y grandeza que descubrimos al visitar por primera vez San Petersburgo, la capital cultural de Rusia y la gran metrópolis más septentrional del mundo: una joya situada en la desembocadura del río Nevá, que fluye hacia el oeste hasta la orilla del mar Báltico. Probablemente ya sepa que San Petersburgo fue el escenario principal de la historia rusa, tanto en la época imperial como en la revolucionaria, pero la ciudad se conoce también como la "ventana rusa" hacia el resto de Europa y el mundo entero. Y con la introducción de un visado electrónico unificado para visitar Rusia a partir de enero de 2021, los viajeros tendrán más oportunidades que nunca para conocer mejor San Petersburgo.

Gracias a su ubicación privilegiada, San Petersburgo no es solo un maravilloso lugar que visitar, sino también un punto de partida para explorar Rusia; los trenes de alta velocidad Sapsan llevan a sus pasajeros hasta Moscú en tan solo unas horas. Si a ello le añadimos un puerto marítimo y un aeropuerto internacional, que facilitan las conexiones para viajar a otras partes del mundo, y la introducción del visado electrónico, no cabe duda de que es la ciudad ideal para los viajes de negocios. San Petersburgo es uno de los primeros destinos de turismo MICE y el St. Petersburg Convention Bureau garantiza que todos sus eventos serán un éxito.

Alójese en hoteles excepcionales, coma en restaurantes fabulosos y asista a eventos de primera clase en cualquier época del año. En invierno, podrá sumergirse en una fábula invernal con el Festival de Fuego. En primavera, durante la última semana antes del comienzo de la Gran Cuaresma, la ciudad celebra el Maslenitsa con un sinfín de tortitas y la tradicional quema del espantapájaros. En verano, le recibirá con las vistosas Velas Escarlatas y las veladas clásicas del festival Internacional de las Noches Blancas. Y en otoño, le dejará boquiabierto con las espectaculares instalaciones del Festival de las Luces, que se celebra cada año.

Catedral de Kazán

Además de ser un destino cultural perfecto con un gran número de eventos durante todo el año, San Petersburgo es también un lugar ideal para los cruceros marítimos y los yates, la medicina avanzada y el ecoturismo, sin olvidar las opciones que ofrece para relajarse en entornos naturales. No se pierda el magnífico Palacio Peterhof con sus maravillosos jardines y fuentes, y tampoco puede olvidar las impresionantes fortificaciones de Kronstadt, cuya construcción inició Pedro el Grande en la isla Kotlin, que separa la bahía del Nevá del golfo de Finlandia.

El monumento arquitectónico más emblemático de San Petersburgo es el incomparable Palacio de Invierno, que alberga el impresionante Museo del Hermitage y sus tres millones de magníficas obras de artes repartidas en un laberinto de salones. Se necesitan más de nueve años para verlas todas, pero en un día puede disfrutar de las más emblemáticas, como las que se encuentran en las espectaculares galerías dedicadas a los viejos maestros, además de obras de Picasso, Kandinski y Matisse. Con un estilo más contemporáneo, el Museo de Arte Callejero de San Petersburgo, conocido también como el SAM, ocupa las instalaciones de una antigua fábrica de plásticos en la zona este de la ciudad.

Puerto Sevkabel

Pero se puede decir sin temor a exagerar que la ciudad de Pushkin y Tchaikovski es una obra de arte en sí misma. Disfrute de un paseo junto a los canales enmarcados por las altas y majestuosas fachadas de mansiones italianas, cuyos tonos pastel se reflejan en el agua como en un espejo. Este espectáculo visual se extiende a lo largo de toda la avenida Nevski, la principal vía arquitectónica del Monasterio de Alejandro Nevski. Sus atracciones principales son el maravilloso Palacio Stróganov, diseñado por Bartolomeo Rastrelli en la década de 1750, con su fachada rosa tan delicada como dramática; la catedral neoclásica de Kazán; la Casa del libro, de estilo Art Nouveau; Eliséev, lujoso restaurante y tienda de comestibles donde comprar todo tipo de delicatessen, y otros muchos monumentos arquitectónicos que nos recuerdan la gloria del pasado.

Al mismo tiempo, San Petersburgo ha sabido evolucionar; fue la primera ciudad rusa en adoptar Safe Travels, el programa internacional del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC) en pro del turismo seguro. El sello Safe Travels garantiza a los viajeros que los servicios ofrecidos por las organizaciones de turismo de la ciudad cumplen los estándares necesarios de sanidad, higiene y seguridad. De acuerdo con la tendencia internacional, el sello Safe Travels SPb le ayudará a sentir tranquilidad y seguridad durante su estancia.

Lakhta Center

Además, se está creando una nueva geografía turística de San Petersburgo para quienes buscan un ambiente más contemporáneo. Por ejemplo, en la isla Vasilievski, emplazamiento de la antigua Bolsa de San Petersburgo y unida al resto de la ciudad por puentes levadizos, podrá disfrutar del museo Erarta, que contiene la mayor colección de arte contemporáneo de Rusia y un magnífico restaurante con algunos de los mejores postres de la ciudad. Y, hablando de gastronomía, a solo unos minutos a pie de Erarta se encuentra Puerto Sevkabel, un dinámico y creativo espacio gastronómico repleto de restaurantes y cafés, situado en una antigua fábrica de cables frente al mar. Dé un paseo por el embarcadero saboreando un café delicioso o una porción de auténtica pizza italiana mientras se maravilla ante las vistas. En la misma isla, el mercado Vasileostrovsky es una tentación irresistible para los gourmets. Los amantes de las vistas panorámicas no pueden perderse el Lakhta Center, el rascacielos más alto de Europa, de 462 metros de altura. Su mirador se abrirá al público muy pronto para que todo el mundo pueda admirar las inolvidables vistas de la ciudad.

Cada noche, cuando los puentes se elevan sobre el río Nevá para dejar paso al tráfico marítimo, nos damos cuenta de que, además de un gran legado histórico, San Petersburgo tiene también un ritmo moderno. Incluso una estancia corta de dos o tres días supone un espectáculo sensorial a todos los niveles. Además de ser la ciudad cultural más importante de Rusia y un ejemplo único de planificación urbana inteligente, San Petersburgo es también ese lugar con un ambiente especial en el que comenzar sus rutas turísticas más memorables.