Última hora

Última hora

Star Wars se invita al Palacio de Schönbrunn en un atípico concierto de verano

Leyendo ahora:

Star Wars se invita al Palacio de Schönbrunn en un atípico concierto de verano

Tamaño de texto Aa Aa

En un escenario asombroso, el Palacio de Schönbrunn, una de las mejores orquestas del mundo, la Filarmónica de Viena, embelesa a los espectadores con un concierto que tiene como leitmotiv la banda sonora de Star Wars.

La batuta la lleva, el maestro Franz Welser-Most.

Cerca de cien mil personas asisten a un evento con una temática inusual: luna-planetas-estrellas. Un éxito planetario retransmitido por más de sesenta televisiones del mundo entero.

Un programa variado y poco convencional para una orquesta tradicional como la Filarmónica de Viena. Es el resultado de una política cultural que nos define, Heinrich Koll, viola principal y miembro de la Wiener, durante los últimas tres décadas: “Hemos intentado aportar algo muy popular a gente que no suele asistir a los conciertos. Y, a nosotros nos divierte tocar algo tan diferente, una vez al año.”

Por supuesto, no podían faltar los tradicionales valses vienenes.

La tradición es uno de los pilares de la Wiener que puede presumir de encarnar a la ciudad misma, sinónimo de música, así es como lo siente, Ian Bousfield: “No hay un lugar en el mundo donde reine más la música que en Viena, el universo de Viena es musical. La música, aquí, es como como un dialecto, como un acento, una cadencia. Algo inefable, sólo esa belleza que se crea a cada instante.”

La residencia de verano de la dinastía de los Habsburgo es todo un desafío para los músicos.

“Es un concierto al aire libre, a veces complicado, tocamos frente al Palacio de Schönbrunn, lo que produce un fuerte eco, con cada “fortissimo” la música vuelve invadiendo las notas siguentes. Pero, al sentarme aquí, delante de tanta gente, me siento como un rey que observa a su pueblo”, nos confía Koll.

Para Bousfield, esta experiencia cristaliza lo que siente como músico: “Cuando nos sentamos aquí, en este escenario, cada miembro de la orquesta podría morir por cada nota que sale de su instrumento. No somos oficinistas, ni simples trabajadores, esto no es un trabajo, es la vida. La Orquesta Filarmónica de Viena no ha olvidado que la música es una forma de arte comunicativo. Cada vez que nos sentamos en este escenario, intentamos conectar con nuestro público, que siente, cómo la orquesta le habla, con música”,

Obras:

- “Star Wars”: tema principal; Princess Leia; Imperial March de John Williams. – Sphärenklänge, Walzer, op.235, de Joseph Strauss. – Wiener Blut, Walzer de Johann Strauss.