Última hora

Última hora

"El caballero de la rosa", de Richard Strauss

Leyendo ahora:

"El caballero de la rosa", de Richard Strauss

Tamaño de texto Aa Aa

El caballero de la rosa de Richard Strauss ha abierto este año el Festival Maggio Musicale Fiorentino en Florencia. Es la romántica historia de un amor que nace en Viena a principios del siglo dieciocho. La protagonista, La Mariscala, es una mujer que se acerca a los cuarenta dándose cuenta de que tiene que dejar a su amante, de diecisiete, porque pronto encontrará a otra más joven.

Angela Denoke, soprano, ha interpretado este papel muchas veces a lo largo de su carrera. “Lo interesante de este papel es que lo ves de forma diferente en las distintas etapas de tu vida, porque tu forma de ver la vida cambia. Ahora que soy más mayor reflexiono más sobre la vida y pienso también en la muerte, que la vida se acaba. Antes lo veía desde la distancia, ahora estoy más cerca. Creo que he crecido en este sentido y eso me permite meterme más a fondo en el tema.”

Angela es ya una veterana en el papel, pero para Zubin Mehta, el famoso director, de origen indio, ha sido su primera vez. “Que sea mi primera vez con El caballero de la rosa no quiere decir que no conociese la ópera, la he estado escuchando y estudiando espiritualmente desde 1954 cuando vivía en Viena. El vals es el lenguaje de Viena, y ninguna de las otras óperas de Strauss tenían valses. En esta se expresa, incluso cuando está hablando de un personaje positivo o negativo sobre el escenario, siempre lo acompaña con valses preciosos. He tenido muchas primeras veces. Mi primera vez en Viena fue un choque cultural. La primera vez que vi nevar. Me desperté una mañana y todo era blanco. La mayor impresión es escuchar a la Filarmónica de Viena en el Musikvereinshalle. No recuerdo la primera vez que escuché música, porque fue en casa, mi padre ponía música antes de que me levantase por la mañana, la música fue sin duda mi primer lenguaje. Tengo muchos sueños, sueño que en mi país, en la región de Cachemira, vivan en harmonía, que encuentren una solución, que las dos partes se reunan y digan: vamos a ser amigos y vivir juntos. Me gustaría llevar una orquesta a Cachemira y que hindúes y musulmanes escucharan la música, me encantaría.”