Última hora

Última hora

Londres, la ciudad tres veces olímpica

Leyendo ahora:

Londres, la ciudad tres veces olímpica

Tamaño de texto Aa Aa

Todo está preparado en Londres para ofrecer “el mejor espectáculo del mundo”. Es la única ciudad que ha albergado tres veces los Juegos Olímpicos de Verano.

La excitación y el nerviosismo se han ido apoderado de la capital británica a medida que la antorcha olímpica avanzaba en manos de la leyenda inglesa del rugby Clive Woodward por el norte de la ciudad.

La capital británica lleva preparando estos Juegos siete años.

El Parque Olímpico ha sido construído en el Este de la ciudad, antes una de las zonas deprimidas de Londres.

En estos Juegos participarán 14.700 atletas compitiendo en 26 deportes para conseguir algo más de 800 medallas.

El corredor de maratón italiano Dorando Pietri es el protagonista de unas imágenes rodadas en los Juegos de Londres de 1908. En ellas vemos como el corredor se desmaya por la fatiga tras pasar la meta.

Ese año la capital británica albergó los Juegos Olímpicos en lugar de Roma tras una enorme erupción del Vesuvio. Entonces Londres solo tuvo 10 meses para preparlo todo.

Tras la Segunda Guerra Mundial y todavía con las cartillas de racionamiento, se celebraron en la ciudad los llamados “Juegos de la Austeridad”. Era el verano de 1948.

Fueron los primeros Juegos Olímpicos televisados. En ellos participaron cuatro mil atletas de 59 países. Los beneficios alcanzaron los 38.000 euros.

Una cifra muy inferior a las que se manejan en 2012.

Los londinenses han contribuído de hecho a la organización de los Juegos Olímpicos con 799 millones de euros.

Casi 10 millones de entradas han salido a la venta para asistir a las competiciones.

Se espera que cuatro billones de personas sigan la ceremonia de inauguración.

Pero los grandes eventos además de tener un coste financiero también pueden provocar incovenientes.

Con cientos de miles de turistas visitando la ciudad a partir de este fin de semana, la red de transportes se encuentra bajo presión.

Por ello, se han establecido carriles especiales pero solo para deportistas, organizadores e invitados. Algo que ha provocado el enfado de los londinenses.

Tras siete años de preparativos los Juegos de Londres entran ahora en una nueva fase: la de la competición.