Última hora

Última hora

EE.UU celebra las presidenciales más caras de su historia

Leyendo ahora:

EE.UU celebra las presidenciales más caras de su historia

Tamaño de texto Aa Aa

Es incontestablemente el plato fuerte de la campaña, el punto que marca un antes y un después.

La hora de las convenciones ha llegado en Estados Unidos y la carrera a la presidencia entra en una nueva fase.

Espectáculo dirigido a la televisión y coreografiado al milímetro, las convenciones tienen costes cada vez más elevados; la de los republicanos, que comienza este martes ronda los 123 millones de dólares.

O lo que es lo mismo, en tres días el partido del Elefante gasta el equivalente a lo que Obama recaudó en julio.

Las presidenciales estadounidenses son ante todo una historia de dinero.

Los presupuestos son ilimitados, y las financiaciones privadas la norma. Las donaciones pueden ser de empresas, de asociaciones, de sindicatos o de particulares, amparados por los todopoderosos súper PAC, comités de acción política cuyos donativos estaban limitados a 5 mil dólares anuales hasta enero de 2010. Desde entonces, no hay tope…

Este año todo indica que se batirán nuevos récord de gasto. Se calcula que el seis de noviembre, día de las elecciones, la factura de la carrera a las presidenciales ascenderá a dos mil quinientos millones de dólares.

Prácticamente la mitad de esa suma se destina a campañas publicitarias para televisión.

Y en esta carrera paralela e igual de importante, Romney va en cabeza: en julio recolectó 186 millones de dólares, y Obama cerca de 124.

Todos los analistas coinciden en la importancia de las cifras de recaudación…de hecho, los candidatos pasan ahora más tiempo solicitando fondos que reuniéndose con los electores.

Romney encabeza la batalla de las donaciones

Los republicanos calientan motores para la gran convención de Tampa avalados por una primera victoria para Mitt Romney: la de la recaudación de fondos.

En los últimos tres meses, el candidato republicano ha recaudado más dinero que Obama, e históricamente, el que consigue más fondos se hace con las llaves de la Casa Blanca.

Pero la suerte no está echada. Como el analista político Thomas Mann explica a nuestro corresponsal en Washington, este año los candidatos van a invertir más que nunca en la campaña. La mayoría de las contribuciones procede de un grupo reducido de donantes.

Dr. Thomas Mann:
“Hay algunos multimillonarios y simplemente millonarios que han firmado cheques de más de un millón de dólares a los diferentes comités de campaña. Casi todo el dinero recaudado se destina a publicidad en radio y televisión”

El equipo de Obama que se caracterizó en 2008 por el uso de las redes sociales para hacer campaña, se ha convertido en el primero en aceptar donaciones a través de mensajes de texto de teléfonos móviles. Los simpatizantes pueden enviar un máximo de 50 dólares diarios. El tope son 200 dólares mensuales. Sumas modestas, pero el capital simpatía de Obama puede deparar sorpresas:

Dr Mann:
“Barack Obama es muy bueno recaudando dinero. En su primera campaña en 2008 batió todos los record cuando consiguió 750 millones de dólares, y gran parte de esa suma la obtuvo gracias a los pequeños donantes. Esta vez va a conseguir una suma parecida, tal vez algo menos, puede que unos 700 millones.

Romney conseguirá más o menos la misma suma, asi que los dos van a tener un montón de dinero para gastar en el breve periodo de después de las convenciones.”

Pero las enormes sumas destinadas a la carrera presidencial este año, calificadas de obscenas dentro y fuera de Estados Unidos, no han conseguido que disminuya el porcentaje de indecisos, según los últimos sondeos, más numerosos que en las anteriores elecciones.

También y siempre según recientes sondeos se disparará el número de abstenciones: parte de la población considera poco creibles a ambos partidos y a sus representantes.