Última hora

Última hora

Newtown abre de nuevo el debate sobre las armas de fuego

Leyendo ahora:

Newtown abre de nuevo el debate sobre las armas de fuego

Tamaño de texto Aa Aa

Han pasado tres días desde la matanza de Newtown, pero la conmoción en la ciudad y en el país sigue intacta. Policías, médicos, psicólogos…todos los que han estado en el lugar de los hechos coinciden en que nunca han vivido momentos tan dolorosos.

De las 27 víctimas mortales, 20 eran niños de entre 6 y 7 años.

Tras reunirse con las familias durante más de una hora, Obama rindió homenaje a los fallecidos con un emotivo discurso:

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“Jesús dijo: dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis. De los que son como ellos es el reino de los cielos: Charlotte, Daniel, Olivia, Josephine, Anna, Dylan, Madeline, Catherine, Chase, Jesse, James, Grace, Emily, Jack, Noah, Caroline, Jessica, Benjamin, Avielle, Allison”

Además de a los 20 menores, Adam Lanza mató a tiros a su madre y a seis profesoras del centro. Gracias a la sangre fría de algunas de ellas, la matanza no ha sido aún peor.

Dawn, la directora y Mary, la psicóloga del colegio se precipitaron sobre el joven en cuanto escucharon los primeros tiros. Están entre las primeras víctimas de Lanza.

Victoria, una profesora de de 27 años escondió a sus alumnos en un armario y cuando el asesino de 20 años entró en el aula, le dijo que los niños de su clase estaban en el gimnasio. Lanza la mató, pero los niños se salvaron.

Lauren Rousseau y Rachel Davino, de 29 años y Anne Marie Murphy, de 52, son las otras profesoras asesinadas.

Este es el sobrecogedor testimonio del padre de Emily, una de las víctimas. tenía seis años:

Robbie Parker. Padre de una de las víctimas:
“Era una de esas personas que ilumina una habitación. Siempre tenía algo agradable que decir de todo el mundo. Era una persona increible, y me siento orgulloso de ser su padre”

Sam tuvo más suerte. Estaba en la clase de Kaitlin Roig que se encerró con sus alumnos en los servicios.

Sam. Superviviente:
“…se escuchó un ruido enorme y nuestra profesora cerró inmediatamente la puerta y todos corrimos a escondernos al baño”

Kaitlin Roig. Profesora:
“Les dije: quiero que sepáis que os quiero mucho a todos y que todo va a salir bien. Pensé que era lo último que escucharíamos”

Nuestro corresponsal en Estados Unidos nos explica más datos.

Jon Davies:

“Tras su visita a Newtown tenemos en nuestra oficina de Washington a nuestro corresponsal Stefan Grobe. Stefan, cuéntanos tus sensaciones tras visitar esa pequeña localidad”.

Stefan Grobe:

“Ha sido terrible, ha sido espantoso, y encontrarse con la gente, con las familias de la víctimas, encontrarse con los que viven aquí el día a día que ahora tienen que manejar esta nueva realidad. Esto ha sido bastante duro”.

Jon Davies:

“¿Cómo crees que ha manejado el asunto el presidente Obama?”

Stefan Grobe:

“Creo que dio un gran discurso la pasada noche. Va a ser el discurso de Gettysburg de Obama, como sabes es el famoso discurso que dio Abraham Lincoln durante la Guerra Civil Estadounidense del siglo XIX. Está ahora inmerso en una discusión nacional que empezó horas después del tiroteo.
La pregunta ahora es cómo van a manejar los estadounidenses la situación.
Es muy interesante ver que durante los últimos 20 años la población se ha distanciado de las leyes de control de armas. En 1990, ocho de cada diez estadounidenses estaban a favor. En 2010 solamente cuatro de cada diez quieren restringir las armas”.

Jon Davies:

“Es difícil a veces para los europeos, para la gente que vive de este lado del atlántico, entender al completo las relaciones del estadounidense de a pie con las armas. Creo que la pregunta que se haces es, si se producen este tipo de atrocidades, y ya ha habido muchas, ¿por qué quieren mantener sus armas?”.

Stefan Grobe:
“Bueno Jon, es algo que está muy enraizado en la vida estadounidense. Y tiene origen en la segunda enmienda de la Constitución, que data de 1791. El Tribunal Supremo de EE.UU. la ha apoyado muchas veces diciendo que protege el derecho de los individuos a portar armas de fuego con restricciones, claro y alegando motivos legítimos como la autodefensa en el propio hogar”.

“Otro dato interesante es que en el año 2012 más de 16 millones de estadounidenses pidieron una licencia de armas. Es un récord. Y tras cada tiroteo hay tendencia entre la población del país a correr a las tiendas de armas y comprarlas porque se sienten desprotegidos. Y creo que va a haber probablemente un debate sobre esto en el país durante los próximos años, durante el segundo mandato de Obama, creo que va a ser un tema importante en su segundo mandato”.