Última hora

Última hora

FMI: "La economía mundial avanza a tres velocidades"

Leyendo ahora:

FMI: "La economía mundial avanza a tres velocidades"

Tamaño de texto Aa Aa

La economía mundial sigue lastrada por la situación en la eurozona y crecerá menos de lo previsto este año, según las nuevas perspectivas del Fondo Monetario Internacional. Como apertura a su asamblea de primavera en Washington, el FMI confirmó una bajada de dos décimas respecto a sus previsiones en enero para situar la cifra en el 3,3 por ciento.

“Hemos pasado de una recuperación a dos velocidades a una recuperación a tres velocidades”, afirmó el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard. “Los mercados emergentes y las economías en desarrollo aun están fuertes, pero en las avanzadas aparece una bifurcación entre Estados Unidos y la eurozona”.

Especificacemente por regiones, mientras en Estados Unidos el crecimiento seguirá estando en 2013 en torno al dos por ciento, y Japón no se encontrará lejos, en la eurozona se amputará en tres décimas. Se empeora en una décima en relación a hace tres meses.

El mayor retroceso se debe a economías como la francesa, a quien ahora ya se le pronostica una recesión de una décima. El caso español es aun más sangrante porque la contracción debe ser del 1,6 por ciento y el paro del 27 por ciento. Con los datos del FMI, España puede llegar a encadenar tres años seguidos de recesión.

Euronews:
Las perspectivas económicas globales han mejorado gracias al progreso en la reducción de los déficits en los países avanzados. Ahora se espera que la recuperación se acelere en la segunda mitad de 2013. ¿Cuáles son los mayores desafíos? Hablamos de ello con Carlo Cottarelli, director del departamento de Asuntos Fiscales en el FMI. Gracias por estar con nosotros.

Pocos países europeos pueden estar contentos con su déficit. El objetivo del tres por ciento del PIB está muy lejos a corto plazo para la mayoría. Pero rebajar deuda también quiere decier reducir crecimiento. ¿Cómo pueden superar esta contradicción los Gobiernos?

Carlo Cottarelli:
“Tiene una salida difícil. La austeridad fiscal es como una medecina. La tienes que tomar, pero si es en demasiada cantidad es más bien malo. Lo tienes que hacer con la dosis adecuada. Y esta es la prueba que Europa debe afrontar tomando la medicina en su justa medida. En general, lo que vemos que pasa es que el camino del ajuste es el apropiado, pero Europa necesita ir un poco más lejos focalizándose en objetivos nominales específicos. Hay que lograr el objetivo del tres por ciento, aunque no debe hacerse en un año concreto. Me siento alentado por el hecho de que la Unión Europea está mostrando un poco de flexibilidad adaptándose a los casos específicos. Y concediendo a los países un mayor margen para estos ajustes cuando es necesario”.

Euronews:
En Estados Unidos, ustedes dicen que se ha evitado un gran recorte fiscal. Pero los políticos todavía no se han puesto de acuerdo si reducen impuestos o reducen gastos. ¿Cómo puede el país recortar su insostenible deuda, si no se resuelve este problema?

Carlo Cottarelli:
“Algo se debe hacer, tanto en la cuestión a medio plazo de los gastos como de los ingresos. Desgraciadamente, aun no ha sido posible alcanzar un acuerdo, un consenso en el Congreso, para un plan de ajuste fiscal a medio término. Aunque hay que recordar que, incluso con la ausencia de un plan, se están haciendo importantes recortes. El déficit se está reduciendo muchísimo desde 2009. Ha caído en más del seis por ciento del Producto Interior Bruto. Si hay una cosa que podamos decir es que este año el recorte se está haciendo demasiado rápido y el ajuste del déficit es demasiado alto comparado con lo que ocurre en la economía real en Estados Unidos. La recuperación es todavía frágil”.

Euronews:
¿Hasta qué punto ustedes basan su optimismo en que los mercados emergentes y las economías desarrolladas empiezan a relanzarse?

Carlo Cottarelli:
“La economía mundial avanza a tres velocidades diferentes, y la más rápida es la que se observa en los mercados emergentes. Estos fueron castigados mucho menos en la crisis de 2008-2009 que las economías avanzadas. Algo que ahora favorece que, en estas economías, sigamos viendo crecimiento. También debemos contar con que estos países se están poniendo al día. Están incrementando su productividad y el empleo. Este proceso proseguirá y el crecimiento en los países emergentes continuará aumentando de manera bastante rápida a medio plazo”.